Viernes, 19 de Septiembre 2014

Fidel Herrera, el que todo lo prostituye PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Armando Ortiz / Lunes, 23 de Mayo de 2011 00:18

Add this to your website

De ser cierta la nota publicada por Luis Velázquez Rivera en su blog, expediente.mx, no nos quedará duda de los alcances corruptores de Fidel Herrera. En esa nota el economista Hilario Barcelata Chávez afirma, después de un sesudo análisis, que el ex gobernador hizo “un uso mesurado y racional del financiamiento mediante obligaciones financieras, comparado con lo realizado con otros estados”.

En una búsqueda afanosa encontramos que esta afirmación la hizo Hilario Barcelata en el mes de enero en un blog de posgrados de la Universidad de Xalapa. Temeraria la afirmación, aún cuando pudiera ser, incluso, cierta.

Los que nos dedicamos a las letras, particularmente los que nos hemos visto orillados al periodismo, sabemos que muchas veces la realidad pugna con la escritura, cuanto más con las estadísticas. La realidad tiene una categoría evidente, inmediata, se palpa en el aire, se contempla desde nuestra ventana y sólo los necios y los poetas se atreven a contradecirla.

Sin ser especialistas en el tema comprendemos que en el texto el autor se afana por demostrar que durante la gestión de Herrera Beltrán, el manejo de los recursos financieros en el estado no sólo fue el adecuado, sino que estuvo cerca de ser óptimo. De otra manera cómo entenderíamos lo siguiente: “Medido en términos porcentuales, el incremento de las obligaciones de Veracruz es aún más reducido que el resto de los estados, pues el aumento fue del 17.5% promedio anual, lo que lo ubica en el 19º lugar lejos de Coahuila que ocupa el primer lugar con una tasa del 74% anual y de Chihuahua y Nayarit en el segundo lugar con tasas de incremento del 46%”.

Sabemos de cómo algunos periodistas se tendían a los pies del entonces gobernador Herrera Beltrán, sabemos de los esfuerzos de mucho de ellos por mostrarlo como el mejor gobernador que ha tenido Veracruz. Pero no creíamos que Fidel pudiera conseguir que gente, que se dice prestigiada, o que muestra cartas de presentación elevadas, pueda convertirse en un simple apologista.

Quizá, el día que le entregaron su Doctorado por la Universidad Veracruzana, debimos entender que él podía prostituir lo que se le pusiera enfrente siempre y cuando le sacara ventaja.

No me cabe la menor duda de que Fidel Herrera puede ser el próximo senador de la república por el estado de Veracruz. De acuerdo con una encuesta de la que hacen eco varios portales de internet, “el 85 por ciento de los veracruzanos entrevistados piden, ni más ni menos, su regreso a palacio de Xalapa”. Estoy seguro que esa encuesta es del tipo de las que el gordo Gándara, entonces director de Comunicación Social, realizaba, semejante a esas en las que el resultado arrojaba que el 95% de los veracruzanos amábamos a su jefe.

Fidel no es amigo de la realidad, Fidel contradice la realidad, la prostituye y con ella a sus protagonistas. Da gusto saber que la realidad tampoco es amiga de Fidel Herrera. Todo lo contrario, la realidad es la gran enemiga de este sujeto que en su momento se postulaba para ser candidato a la presidencia de este país. Pervirtiendo la realidad, prostituyendo a casas encuestadoras y a periodistas, se ponía cerca de Peña Nieto y Marcelo Ebrard en las encuestas. La realidad le dio un portazo en la cara. Nunca figuró como posible candidato. Antes bien los ciudadanos en México lo colocaban cerca de Mario Marín y de Ulises Ruiz, en el grupo que bautizaron como “Los tres cochinitos”.

La realidad le dio otro portazo cuando quiso ser presidente de su partido, el PRI. Ni siquiera lo tomaron en cuenta en las carteras nacionales de ese partido, antes bien lo arrojaron a la ignominia ofreciéndole ser delgado del PRI en el Distrito Federal donde tendría todas las de perder.

A Fidel sólo le queda su dinero, ese que se embolsó siendo gobernador de Veracruz. No es poca cosa, con ese dinero puede comprar lo que sea.

No, lo que sea no, con ese dinero sólo puede comprar a aquellos que tengan precio. Y ya vemos que hasta los que se ostentan con grandes grados académicos lo tienen.

Armando Ortiz aortiz52@hotmail.com

Columnas Locales
Suscripcion a Boletin

Selecciona el tipo de boletín que deseas recibir



¿Acepta HTML?

Columnas Nacionales