Ya viene la Semana Santa  que mejor momento para hablar de lo maravilloso que son los arrecifes Veracruzanos, ubicados justo frente a la zona del Puerto de Veracruz. Aun quedan aguas cristalinas, llenas de vida marina, donde podemos practicar el buceo, acompañados de instructores profesionales o el snorkel si nuestro presupuesto no es muy holgado. Y créame que hay lugares frente a Antón Lizardo que no le piden nada a los famosos arrecifes del Caribe Mexicano, pero vayamos entrando en materia.

El Sistema Arrecifal Veracruzano está formado por un grupo de islotes y 17 arrecifes, de los cuales 11 se localizan frente a Antón Lizardo y el resto frente al Puerto de Veracruz, la isla de sacrificios es el símbolo de todo el sistema. Se enlaza al noroeste con el Sistema Arrecifal Veracruzano Norte, situado frente a la Laguna de Tamiahua y al oeste con el Sistema Arrecifal de Campeche y Yucatán. Abarca los municipios de Veracruz, Boca del Río y Alvarado, con una superficie de 52,238 hectáreas.

 

Miguel Ruben @miguelruben Xalapa -Rebelde sin causa. Acostumbrado a ver el vaso siempre medio lleno, sonriendo cada dia al levantar pues por cada minuto de enojo pierdo 60 segundos de felicidad

- Le toman la palabra al Secretario Académico para denunciar irregularidades en “Facultad en decadencia”
- En vez de ir a verificar los salones, la Secretaría Académica les pide oficios con firmas
- Falta de atención de las Jefaturas en sistemas, administración y contaduría; en Gestión, ni jefe de carrera hay
- Tutorías (si es que se les puede llamar así) completamente desorganizadas y sin razón de existencia

Dentro de la gran riqueza de nuestro Veracruz querido, también podemos contar en lo que a bebidas se refiere con una sabrosa y refrescante historia.

Considero que hubo pocas marcas de bebidas que llegaron a simbolizar tanto a una ciudad como lo fue para el puerto de Veracruz la “Zaraza Vargas”. Tan famoso llego a ser el lechero y las canillas del café de La Parroquia”, como la Zaraza. Infaltable en la mesa, servida como debía ser, bien fría y con un vaso rebosante de hielos, ahhh que delicia ¡¡

Ver más