Sucede que cuando un hombre

y una mujer se quieren

uno da la mitad

de  lo que tiene

y el otro

             no entrega nada.

 

Intentan realizar algo

              con lo primero que

              se les viene  a la mente

              con la vana intención

                                de entregarse

               y sentirse uno solo.

 

Sucede que se sientan

a esperar la felicidad

               donde duermen

                          sueños inconclusos,

yendo  por el mundo

                          despreocupados,

intentando olvidar

lo que los ha unido

          Quizá una pasión

                    una noche o

                    una simple promesa

 

Se pelean con el destino,

                 culpándose uno con otro

                 y encontrando

                 cualquier motivo

                                 para decirse adiós.

El reloj carcome incesante las horas
y su tic tac estridente golpea mis oídos.

Afuera el fresco de la noche
adormece el canto de los grillos
mientras aquí dentro
el insomnio hace sangrar mi espalda
bajo las sábanas.

 

Morir en paz,

es lo  que quiero,

que se calle mi voz

y se cierren mis ojos.

Leer más...

Luciérnagas transversales

surcan el firmamento

como gotitas de cielo

blancas y destellantes.


Qué bella es la noche

que se desnuda

con su montón de agujeros

que incesantes alumbran

como luz que no cesa

acariciando el día

 

En la noche

los grillos grillan

con ansia nocturna

en busca de una amante

y los murciélagos silentes

reposan sobre capulines.

Leer más...

Acostarse y quitarse la ropa,
no para dormir y cerrar los ojos,
sino dejar atrás el ajetreo del día
y olvidar las deudas.
Recostarse en la cama,
es arrancarse de la piel
las decepciones,
desterrarse de este mundo
y sus preocupaciones,
sentir que sigo vivo,
esperando a que se apague
el farol de la esquina .

DE MAQUILLAJE





Cuando arrecie el frío

ven a socorrer este cuerpo inerte.

Leer más...

 A fuego lento

consumo esta memoria,

rígida, blanda, temerosa y cabizbaja.

En llamas queda mi pena,

la soledad se amarga

con el sopor de esta podredumbre

y las cenizas se esparcen

en la impaciencia temeraria

de la madrugada insomne.

Leer más...
Ver más