En Llamas

En llamas estoy, en llamas.

El fuego carcome esta piel endeble…

 
Este cuerpo huye, de ti, de mí,

de los soles y los zopilotes,

de las calles ensangrentadas y sudorosas

y se reencuentra a ratos con la orfandad.

 
Distante una sonrisa me espera

y dilata el cansancio de la amargura

que espesa la rutina

incandescente de la noche…