Sucede que...

Sucede que...

 

Sucede que cuando un hombre

y una mujer se quieren

uno da la mitad

de  lo que tiene

y el otro

             no entrega nada.

 

Intentan realizar algo

              con lo primero que

              se les viene  a la mente

              con la vana intención

                                de entregarse

               y sentirse uno solo.

 

Sucede que se sientan

a esperar la felicidad

               donde duermen

                          sueños inconclusos,

yendo  por el mundo

                          despreocupados,

intentando olvidar

lo que los ha unido

          Quizá una pasión

                    una noche o

                    una simple promesa

 

Se pelean con el destino,

                 culpándose uno con otro

                 y encontrando

                 cualquier motivo

                                 para decirse adiós.