Muere Hugh Hefner, fundador de “Playboy” a los 91 años

Muere Hugh Hefner, fundador de “Playboy” a los 91 años

LOS ÁNGELES CALIFORNIA, 27 de septiembre (AlmomentoMX).- El fundador del imperio Playboy, Hugh Hefner, falleció este miércoles en su casa en Beverly Hills, a los 91 años “rodeado de sus seres queridos” en su legendaria Mansión Playboy. Con él se va un icono del exceso en Estados Unidos, el hombre de la gorra de capitán, las conejitas a pares y las esposas imposiblemente jóvenes.

Playboy es una de las marcas más reconocibles de Estados Unidos, la referencia durante décadas del entretenimiento erótico masculino. Hefner fundó la revista en 1953 y fue una sensación desde el primer número, ya que consiguió unas fotos de Marilyn Monroe para la portada. Después, Playboy estuvo a la vanguardia de los cambios sociales que vendrían en Estados Unidos. Solo la llegada de Internet diluyó la influencia de la revista, que tiene coleccionistas como una publicación de culto.

“Mi padre vivió una vida excepcional e impactante como un pionero de los medios y la cultura y una voz líder en algunos de los movimientos sociales y culturales más significativos de nuestro tiempo, al ser un defensor de la libertad de expresión, los derechos civiles y la libertad sexual”, dijo su hijo Cooper Hefner, director creativo de Playboy Enterprises, citado por People.

La revista Playboy revolucionó el mercado de las revistas para hombres hasta el punto de casi convertirse en un sinónimo. Sin esconder que su reclamo principal eran las fotos de mujeres desnudas, preferiblemente famosas, la revista apuntaba a un público intelectual y rivalizaba en textos con las mejores publicaciones generalistas. En sus páginas firmaban Ernest Hemingway, John Updike, Jack Kerouac, Norman Mailer o Ray Bradbury, que publicó Farenheit 451 como serie en la revista.

En 1962, Playboy comenzó su famosa sección de entrevistas con una conversación entre Alex Haley, el autor de Raíces, con la leyenda del jazz Miles Davis. Tras él, cada mes fueron apareciendo todos los iconos del deporte, la cultura o incluso la política de Estados Unidos en conversaciones reposadas donde se prestaban a que la revista les sacara sus confesiones.

Hugh Hefner, multimillonario, prácticamente desde el comienzo de la revista, compró en 1971 una mansión en Beverly Hills de 20.000 metros cuadrados y 29 habitaciones que llamó la Mansión Playboy y donde presumió de una vida de exceso, en fiesta permanente y rodeado de modelos. Allí invitaba a todo Hollywood a fiestas legendarias. Estar en la mansión de Hefner era ser alguien en Los Ángeles. Earvin Magic Johnson, la estrella de Los Lakers en los ochenta, relataba en un documental que asistió a fiestas en las que había 100 mujeres para 10 hombres. Ser invitado a la Mansión Playboy se convirtió en una especie de ritual para reconocer que te habías hecho famoso en Hollywood.

Años después, aquel estilo de vida acabaría revelando un lado más siniestro. Al menos dos mujeres han declarado ante la justicia que fueron drogadas y sufrieron abusos sexuales por parte del actor Bill Cosby en la Mansión Playboy, en esas fiestas. Hugh Hefner llegó a ser demandado personalmente como cómplice del actor en la agresión.

Alrededor de esa vida, Hefner se creó un personaje de playboy eterno, con una gorra de capitán, un batín y una copa en la mano, al que fue fiel durante décadas. La vida de fantasía adolescente de la Mansión Playboy fue retratada en un programa de telerrealidad, The girls next door, que se emitió de 2005 a 2010. Cuando ya no pudo dar esa imagen, simplemente desapareció de la luz pública.

Hugh Hefner nació en Chicago en abril de 1926 y vivió una infancia de puritanismo estricto. Sus padres, observantes metodistas, tenían todo prohibido en su vida y para sus hijos. Hefner solía citar el ambiente represivo y moralista de su infancia como uno de los factores que le llevó a reinventarse en la fantasía del dandy total. Empezó en el mundo editorial dibujando tiras. Después entró a trabajar en Esquire y en otras revistas hasta que creó Playboy con un equipo mínimo de colaboradores. El icono del conejo con la pajarita, quizá uno de los símbolos más reconocibles del mundo, fue parte de la marca desde el principio. En los años setenta, la revista llegó a vender siete millones de ejemplares.

Después de servir en el ejército, asistiendo a la universidad y trabajando durante varios años en la industria de la publicación de revistas, Hefner se convenció de que había un mercado para una revista masculina de lujo. Al guardar sus muebles como garantía de un préstamo y pedir prestado el resto a familiares y amigos, Hefner publicó el primer número de Playboy en diciembre de 1953. La revista fue una sensación instantánea.

Desde el principio, Playboy era más que sólo mujeres hermosas que aparecían en sus páginas. Hefner adoptó un enfoque progresista no sólo a la sexualidad y el humor, sino también a la literatura, la política y la cultura. Dentro de sus páginas, Playboy publicó ficción por escritores como Ray Bradbury, Charles Beaumont, John Updike, Ian Fleming, Joseph Heller, Gabriel García Márquez, Margaret Atwood, Jack Kerouac y Kurt Vonnegut.

Como anfitrión de una serie de televisión, “Playboy’s Penthouse”, Hefner abrió el camino como el primer programa televisado para presentar grupos mixtos de actores afroamericanos, blancos y miembros de la audiencia juntos. También luchó contra las leyes racistas de Jim Crow en el Sur integrando Playboy Clubs en Miami y New Orleans. Cuando la Oficina de Correos estadounidense se negó a entregar Playboy a los suscriptores a través del correo, luchó hasta llegar a la Corte Suprema, ganando una decisión histórica que fue ampliamente considerada una victoria para la libertad de expresión. Luchó contra las arcaicas “leyes de sodomía” del país, creyendo firmemente que el gobierno no tenía cabida en los dormitorios americanos. Su trabajo en esta área ha sido reconocido como influyente por los historiadores del movimiento de los derechos de los homosexuales. En 1980, defendió la reconstrucción de la señal de Hollywood y fue honrado con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood por sus esfuerzos a la sombra de la señal que ayudó a preservar. Hefner escenifica el Playboy Jazz Festival anual en el Hollywood Bowl, un evento que está en su 39 aniversario.

Este año, una serie de docudrama de 10 episodios sobre la vida de Hefner, titulada American Playboy, apareció en Amazon. Hefner es un recipiente de numerosos elogios y premios por sus contribuciones a la sociedad y la industria editorial, incluyendo:

  • En septiembre de 2001, entró en el New York Friars Club como fraile honorario con motivo de su gala Roast en Nueva York, una noche de comedia desinhibida posteriormente emitida a nivel nacional en la red de Comedy Central.
  • En enero de 2002, recibió el Henry Johnson Fisher Award, el más alto honor de los Editores de Revistas de Estados Unidos.
  • En marzo de 2002, fue elegido como miembro honorario de la Harvard Lampoon, que lo nombró “Mejor Forma de Vida de Harvard Lampoon en la Historia del Universo”.
  • En 2008, premiado por Spike TV con el premio a la vida de su Guy’s Choice “Alpha Male”.
  • En 2010, recibió el Premio de Honor y el Premio Primera Enmienda de la prestigiosa organización PEN Center USA.
  • En 2011, honrado con su “Sr. Maravilloso” premio por toda una vida de filantropía y ese mismo año recibió el Premio a la Vida por el Club de Prensa de Los Ángeles.
  • En 2012, recibió el premio “Los Tesoros de Los Ángeles” de la Asociación Central de la Ciudad de Los Ángeles y también fue honrado con “El Distinguished Service Award” por la Cámara de Comercio de Hollywood.
  • Dos veces ganador del Libro Guinness de los récords mundiales por ser el editor más antiguo de una revista y por tener la mayor colección de álbumes de recortes, que actualmente consta de más de 2900 volúmenes.

Hoy en día, a través de sus sitios web, su revista estadounidense y más de 20 ediciones internacionales con licencia, Playboy llega a más gente que nunca en sus 64 años de historia.

A principios de 2016, Playboy Enterprises anunció que la Mansión Playboy estaba a la venta por 200 millones de dólares. Hefner puso como condición que le dejasen vivir en la casa hasta el final. La mansión la compró finalmente, por 100 millones, el magnate de origen griego Daren Metropoulos, que ya era propietario de la casa de al lado y planeaba unir las dos.

Por entonces, Playboy tenía problemas, principalmente devorada por la extensión de la pornografía en Internet. A finales de 2015, la revista anunció que dejaría de publicar desnudos. “Estás a un click de cualquier acto sexual imaginable. La coyuntura ha pasado”, dijo el consejero delegado, Scott Flanders. La revista trataba de reinventarse así para un público más joven que ya tenía todo el sexo que quería en Internet. La decisión resultó ser un fracaso que no elevó el número de suscriptores, aunque sí el de lectores digitales. En febrero de este año, Copper Hefner, el último hijo del fundador y heredero de la revista, decidió recuperar los desnudos.

En medio de bacanales y conejitas de portada, Hefner se casó tres veces. La última boda fue en 2012 con la modelo Crystal Harris. Él tenía 86 años y ella, 26. Además de Harris, le sobreviven cuatro hijos.

El plan de Hugh Hefner era ser enterrado en un nicho al lado de la mujer sobre la que fundó su imperio, Marilyn Monroe. Los restos de la actriz descansan en un pequeño cementerio llamado Westwood Memorial Park. En 2009, Hefner contó que se había enterado de que había un nicho vacío al lado del de la icónica actriz y lo había comprado. Una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar: “¿Quién no querría estar junto a Marilyn para toda la eternidad?”.

AM.MX/fm