Cuando Elba Esther le espetó a Aurelio Nuño: ‘no soy la puta de la política’

Cuando Elba Esther le espetó a Aurelio Nuño: ‘no soy la puta de la política’

Uf, se ve que se llevaban fuerte, de ser real la especie, no cabe duda que al señor Nuño le urge que gane su candidato, de lo contrario, le esperan días muy difíciles, ya se sabe que los carniceros de hoy serán las reses de mañana...chequen el dato, lo cuenta Pancho Garfias en su columna Arsenal: “Lo refiero tal cual me lo comentó un testigo presencial. Es el relato de una cena ocurrida el 23 de noviembre de 2012 en el departamento de Elba Esther Gordillo, en Galileo 7, colonia Polanco, donde la maestra se encuentra bajo arresto domiciliario. Lo que allí ocurrió acabó de sellar el destino de la otrora poderosa maestra, en ese entonces presidenta del SNTE, el sindicato más numeroso de América Latina. Se encontraban reunidos, en ese domicilio, Aurelio Nuño, futuro jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y, posteriormente, secretario de Educación. Pero también Miguel Osorio, ya perfilado para la Secretaría de Gobernación, y Luis Videgaray, para Hacienda. El tema eran los maestros, el sindicato y la Reforma Educativa, según la fuente. Los representantes del futuro gobierno le llegaron con un paquete de ofertas a la controvertida sindicalista. El citado testigo presencial jura que a Gordillo le pusieron en bandeja la Secretaría de Agricultura. Sólo le pedían que se mantuviera al margen del proceso educativo apenas llegara Enrique Peña. Comenzó el jaloneo. Primero suave, luego ríspido. Elba se sentía todavía poderosa. Con fuerza se opuso a la propuesta de Nuño de “eliminar la plaza de base”, nos cuenta la fuente. “No puedo aceptarlo. No voy a traicionar a los maestros ni a llevarlos a la incertidumbre”, respondió. El tono subió. El testigo nos asegura que Nuño se puso intransigente. “Si el Presidente (electo) le pide que se agache, usted se agacha…”, le dijo textual, jura el testigo. De acuerdo con el relato, Miguel Osorio Chong recriminó a Aurelio su rudeza. “Así no se le habla a una dama y menos a una señora”, señaló. El hidalguense contradijo a Nuño: “Ése no es el mensaje del Presidente (electo). Es incapaz de una cosa así. Usted lo conoce”, le dijo a la maestra. En la discusión salió a relucir el nombre de Felipe Calderón. Fue el turno de Gordillo de endurecer el tono: “No te compares Aurelio. El presidente Calderón es un caballero. Él siempre ha negociado: nunca ha intentado comprarme. No soy la puta de la política”, le dijo.”