Que al Peje y sus colaboradores les puede pasar lo de ‘la lecherita’

Que al Peje y sus colaboradores les puede pasar lo de ‘la lecherita’

En efecto, la moraleja señala que por ir haciendo cuentas alegres de lo que obtendría con la venta del lácteo, ‘la lecherita’ se confió y se le tiró la leche, para al final quedarse sin nada…revisen esto que nos cuenta Carlos Loret de Mola en su columna ‘Historia de reportero’: “En el gabinete de López Obrador ya se dicen unos a otros “señor secretario” “señora secretaria”. No hay peor enemigo que el exceso de confianza. En el gabinete de López Obrador ya se dicen los unos a otros “señor secretario, señora secretaria, señor canciller”. En varias reuniones que han tenido, según me narran testigos, así se refieren los unos a los otros cuando se dirigen u otorgan la palabra. Olga Sánchez es “señora secretaria”, Héctor Vasconcelos es “señor canciller” y así. A algunos parecerá una escena de comedia de Pardavé en donde un grupo de personas se cree lo que no es, a otros una postura de campaña para mandar la señal de que están conscientes de su posición en las encuestas y están listos para hacer gobierno. Lo peligroso sería que se la creyeran. No hay peor enemigo en una campaña que el exceso de confianza. ¿Estará cayendo en ello el líder de Morena? Desde hace tiempo, y lo publicamos en su momento en estas Historias de Reportero, Andrés Manuel López Obrador ha jugado con su lugar en los sondeos para asumir el papel de El Inevitable. Que su triunfo no se puede detener, que es una consecuencia imparable y natural del hartazgo social, que más vale adaptarse, pactar, entender, someterse, negociar”