Presentan el “Pejenomics” un bosquejo del plan económico de AMLO

Presentan el “Pejenomics” un bosquejo del plan económico de AMLO

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de mayo (AlmomentoMX).- Con la advertencia inicial de que el texto fue creado para quienes dudan de la viabilidad del programa económico de Andrés Manuel López Obrador, fue presentado el “Pejenomics” un bosquejo del plan económico del candidato presidencial de la coalición “Todos haremos historia”.

Para mejorar la economía nacional AMLO propone: Incrementar la producción de contenido nacional en sectores estratégicos. Poner en marcha 10 sistemas agroalimentarios regionales durante los próximos seis años. Aumentar el turismo interno con paquetes destinados a segmentos de bajos recursos. Crear programas nacionales con metas multianuales de inversión en desarrollo urbano, educación, agua, drenaje, alumbrado y vivienda. Democratizar el acceso al financiamiento rural. Lograr la soberanía alimentaria. Y fomentar el desarrollo de alta tecnología en el país.

Para ello AMLO cuenta con el apoyo de los especialistas Graciela Márquez Colín, Carlos Urzúa, Gerardo Esquivel y Jesús Seade.

Señala que es importante destacar que las críticas expresadas por López Obrador contra la iniciativa privada, van dirigidas a un pequeño grupo de empresarios que ha hecho su capital al amparo de la corrupción y el tráfico de influencias.

La enorme mayoría de los empresarios mexicanos, dice el documento, son dedicados, innovadores y honestos. “A pesar de su esfuerzo, no han podido prosperar porque el piso no es igual para todos. AMLO sabe que el talento de los emprendedores es imprescindible para el desarrollo del país”.

Señala que algunos actores políticos y mediáticos han dicho que el programa de AMLO es fantasioso e irresponsable.

A lo que señala que el programa económico de los últimos treinta años, que ha fracasado en todo el mundo, ha dejado a nuestro país en una condición muy delicada. “El Producto Interno Bruto de México termina el sexenio con un crecimiento promedio de 2.5% anual. En 2017, la inflación llegó a 6.77%: la más alta en los últimos 17 años. Eso significa que el dinero de las familias alcanza para menos”.

El proyecto de AMLO, asevera, no está en contra de la globalización. “Busca que los beneficios de un México abierto al mundo se distribuyan de manera más equitativa”.

¿Qué propone el proyecto de Nación?:

Fomentar la diversidad de actores en el sector bancario y propiciar condiciones para la competencia.

Crear un fondo mixto de inversión pública y privada para detonar proyectos de infraestructura.

Aumentar y diversificar las exportaciones.

Aplicar una política de cero endeudamiento y baja inflación.

Consolidar destinos posicionados e incentivar nodos de desarrollo turístico regional en zonas con potencial.

Favorecer los programas universales que detonan el consumo y las economías regionales.

El documento agrega que México es un país de grandes empresas. Una de las preocupaciones más irreales y extendidas es que Andrés Manuel quiere nacionalizar empresas.

“Algunos temen la expropiación de su negocio o un aumento irracional de los impuestos. La “estatización” del ámbito privado los tiene intranquilos. AMLO sabe que el problema es que muy pocos empresarios logran triunfar en el país. En 2014 la riqueza de 4 mexicanos representaba el 9% del PIB, un tercio del ingreso acumulado por casi 20 millones de mexicanos. El sistema actual no ha generado las condiciones para que exista una competencia justa”.

Añade que el gobierno es uno de los motores de la economía y su esquema de contrataciones puede ayudar a crear un ecosistema empresarial diverso que favorezca la competencia y la innovación.

El Proyecto de Nación tiene diversas propuestas para fomentar el crecimiento de las grandes empresas, como:

No aumentar impuestos ni crear nuevos.

Apoyar la producción en los cultivos, principalmente granos, para abatir el actual déficit comercial en ese segmento.

Generar el ajuste fiscal mediante la reingeniería del gasto público.

Crear un plan de Desarrollo Integral con régimen de zona libre para atraer inversión en la frontera norte.

El Proyecto de Nación tiene diversas propuestas para fomentar el crecimiento de las grandes

No aumentar impuestos ni crear nuevos.

Apoyar la producción en los cultivos, principalmente granos, para abatir el actual déficit comercial en ese segmento.

Generar el ajuste fiscal mediante la reingeniería del gasto público.

Crear un plan de desarrollo integral con régimen de zona libre para atraer inversión en la frontera norte.

Se ha propagado la idea de que Andrés Manuel está en contra de la innovación.

Se le ha querido retratar como alguien que no entiende la relevancia de la tecnología y las ideas nuevas para impulsar la economía.

El proyecto de AMLO reconoce las dificultades que atraviesan los emprendedores.

Según The Failure Institute 75% de los negocios fundados por emprendedores fracasan por falta de ingresos.

Mientras que en EE.UU. 70% de las empresas nuevas sobrevive sus primeros 3 años. En México sólo sobreviven 25% de las nuevas empresas.

Los emprendedores son clave en la economía actual.

Son ellos quienes diversifican las oportunidades de desarrollo y quienes ofrecen soluciones nuevas a problemas nuevos.

Para que los emprendedores logren desarrollar exitosamente sus proyectos, AMLO propone:

Apoyar cada año a 200 mil jóvenes emprendedores que requieran herramientas para desarrollar su plan de negocio e iniciar su empresa.

Incursionar en nuevos sectores como la manufactura 3D y la nanotecnología.

Crear laboratorios de innovación y fomentar inversión para la investigación.

Fomentar el desarrollo de alta tecnología en sectores como energías limpias, programación y robótica.

Crear oportunidades para los grupos olvidados y los sectores desfavorecidos.

Invertir en los jóvenes.

El estudio y el trabajo serán un derecho para la siguiente generación.

A algunos empresarios de PyMEs les preocupa el intervencionismo.

Piensan que si AMLO llega a la presidencia va a poner trabas y regulaciones innecesarias que afectarán el crecimiento de sus empresas.

Este miedo proviene de las precarias condiciones que enfrentan la mayoría de las PyMEs mexicanas.

Las PyMEs sostienen gran parte de la economía nacional.

Producen el 42% del Producto Interno Bruto y generan el 78% del empleo formal en el país.

Sin embargo, el Reporte de Crédito de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas en México elaborado por Konfío revela que las PyMEs enfrentan dos grandes problemas.

Por un lado la mayoría tiene un lento crecimiento y un rápido estancamiento. El 66% de las empresas con menos de dos años declara ventas menores a 500 mil pesos anuales.

Por otro lado, siete de cada diez empresarios dicen que la falta de acceso a crédito es la principal limitante de su crecimiento, pues el crédito para PyMEs es más caro que el crédito para empresas grandes y corporativos.

Estas condiciones nos permiten entender por qué hay empresarios que temen al cambio, a pesar de ser un temor infundado.

Durante el periodo de gobierno de AMLO, los empresarios pusieron en marcha proyectos de industrias, hoteles, comercios, oficinas corporativas, escuelas, hospitales y vivienda que suman una inversión estimada en 92 mil 478 millones de pesos y que generaron alrededor de 658 mil empleos.

Su apoyo a las pymes no se detiene ahí. El Proyecto Alternativo de Nación incluye una serie de propuestas para ayudar a este sector si AMLO gana las elecciones:

Crear consorcios de PyMEs mexicanas para fomentar economías de escala.

Apoyar con capital y deuda al consorcio a través del Programa Fomento a la creación de Capital.

Crear un Fondo de Capitalización, Industria y Tecnología para apoyar el desarrollo de empresas medianas.

Alcanzar la soberanía alimentaria a través de la reactivación de ciertos sectores de la industria.

Asegurar a pequeños productores y campesinos una canasta integral de servicios públicos básicos como organización, financiamiento e infraestructura.

En el proyecto de nación se hace énfasis en fortalecer la economía interna y el consumo de productos nacionales.

Si bien se entiende la importancia de tener un país competitivo en el marco global, también reconoce áreas de oportunidad para las industrias nacionales.

Tenemos empresarios talentosos, tenemos un país con mucha riqueza cultural y material que podemos aprovechar mejor.

La inestabilidad de la economía mundial nos obliga a repensar nuestra política económica con miras a fortalecer el mercado interno. Una economía nacional fuerte puede aportar mayor estabilidad y mitigar los efectos de la volatilidad global.

El proyecto de AMLO busca terminar con el clientelismo que los gobiernos pasados han protegido con el fin de mantener sus privilegios.

Su objetivo es garantizar condiciones justas para la competencia y eliminar las causas que ahuyentan la inversión: la corrupción y la inseguridad. En pocas palabras, velar por los intereses de todos.

AM.MX/fm