“Arre borreguito, arre”, cuidado con los villancicos, podrían ser perjudiciales para la salud mental

“Arre borreguito, arre”, cuidado con los villancicos, podrían ser perjudiciales para la salud mental

CIUDAD DE MÉXICO, 07 de diciembre (AlMomento MX).- Acéptalo, estar en época decembrina y no haber escuchado año tras año, miles y miles de veces estrofas y tonadas de villancicos, es como si no hubieras vivido la navidad, pues cuando alguien dice navidad lo primero que viene a tu mente es la comida, el dinero, familia, fiestas y sí, muy pero muy en el inconsciente están los villancicos, ¡benditos villancicos!

Detrás de tiernas letras que nos hablan de prosperidad, paz, comunión y demás cosas, una reciente investigación hecha por una psicóloga británica ha mostrado que este tipo de música es muy malo para la salud mental, y es que el estar expuestos desde, no semanas sino M E S E S, antes de la Navidad a un bombardeo de villancicos provoca un alarmante incremento en nuestros niveles de estrés.

Esto se debe a que escuchar estas melodías de forma prematura fuerza a la gente a recordar las miles de cosas que tiene que hacer previo a las fechas más emblemáticas de la época, pues no solo es comprar infinidad de regalos, sino es pensar en los preparativos para las comidas, ropa, itinerarios, viajes, reuniones con la familia, amigos, y podríamos continuar con una infinidad de actividades que todos solemos hacer en estas fechas, que al final terminan agobiándonos al máximo.

Y no lo vas a negar, negocio, oficina o cualquier espacio público al que asistas en época pre navideña y navideña tendrá algún disco que reproduzca infinidad de veces “El burrito sabanero”, “Campana sobre campana”, “Los peces en el río” y un etcétera, etcétera, muy largo, que provoca un desgaste de energía al intentar no oír lo que estás oyendo, y esto es que la Navidad está a la vuelta de la esquina.

Esto viéndolo desde una perspectiva como consumidor, pues quienes sí la viven y sufren de a de veras son aquellas personas que trabajan en dichos establecimientos que durante todo el mes y parte de enero reproduciendo estas canciones sin descanso, una y otra vez, eso sí que representa un desafío, pues intentar no escuchar  lo que está ahí de fondo durante toda una jornada laboral provoca que ni siquiera se concentren en lo que están haciendo.

Así que ya sabes, detrás del “Din don din don” de forma prematura y constante, hay una gran provocación para el incremento de nuestros niveles de estrés, así que mejor a relajarnos y prever nuestras actividades para no dañar nuestra salud mental.

AMN.MX/kica