Las 6 mil cámaras; verduritas ya no controla a los de casa

Las 6 mil cámaras; verduritas ya no controla a los de casa

Según fuentes al interior de Seguridad Pública, la idea de instalar 6 mil cámaras suena más a demagogia que a una realidad. Que si bien no es imposible, será una labor titánica para el poco tiempo que tiene este mini-gobierno.

De entrada, porque no se sabe si ya se realizó un estudio técnico que podría hasta tardar meses para la colocación de dichos aparatos en determinados puntos y a la vez crear o ampliar la red de fibra óptica para conectarse. Pero además, cada cámara con su cableado hacia la central de monitoreo, se estima que --dependiendo de la localización-- puede llegar a costar entre 100 mil y 200 mil pesos.

En el caso de Xalapa, por ejemplo, se sabe que hay una capacidad actual para poco más de 1000 cámaras (hoy sólo existen instaladas 280) y según lo expresado ayer por “el experto de los 6 meses en seguridad”, habrá para la capital veracruzana dos mil 052 unidades en sus planes; es decir, tendrían que instalarse poco más de mil 700 cámaras nuevas para la cobertura total estimada, pero aparte crear una red para sostener la transmisión de mil cámaras más.

Lo anterior sólo en la capital del estado; ahora imagine en el resto de las centrales existentes en el estado. Llama la atención, por ejemplo, que una zona donde existe constante peligro es Poza Rica y sólo tiene 48 cámaras, de acuerdo a la fuente.

Pero no sólo es colocar más cámaras para vigilancia, sino que también habría que tener en cuenta el mantenimiento a las mismas, la modificación de las instalaciones actuales para la operación y además contratar más personal para el monitoreo.

Sobre esto último, estamos hablando de que recientemente existían en Seguridad Pública tres turnos para la operación de dos cámaras por cada monitorista, contemplado así para enfocar mayor atención a la vigilancia; con el crecimiento propuesto por Yunes (eso sí sería buena noticia) tendría que contratarse muchísimo más personal para la operación y monitoreo, lo que daría mucho empleo en el Gobierno de Veracruz.

Hay quienes creen que en realidad dentro de todo este rollo de las 6 mil cámaras, lo que en realidad se va a concretar sería la nueva central de policía estatal en la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río anunciada por Yunes este domingo y ahí concentrar todos los esfuerzos: en el territorio que les interesa al “gober Cascarita”. Y es que una vez cumplido con ese compromiso, lo demás ya no es tan necesario.

Incluso se piensa que lo mejor hubiese sido que estos planes de seguridad se hubiesen concretado al principio de la mini-gubernatura; y que en realidad el “experto” ya debería haber tenido estos planes contemplados en su plan de gobierno y no al paso de casi un año que lleva de gobierno.

Este domingo, por ejemplo, se lamentó no haber podido resolver la inseguridad y nunca nos cansaremos de recordárselo: fue él quien dijo que lo resolvería en 6 meses; fue él quien dijo que sabía como hacerlo porque para eso se había preparado toda la vida. Hoy tiene muchas incongruencias que recordarle en esa materia, como el haber colocado a una persona sin experiencia al frente de la Fiscalía General del Estado, el ya famoso "Fiscal Verduritas", Jorge "N".

Este fin de semana, por ejemplo, los del Colectivo Solecito, en voz de su coordinadora Lucía de los Ángeles, expresó: “Yo no veo la hora en que Yunes se vaya, no la veo, nos ha ido a nosotros peor, y pensábamos que era imposible, pues por lo visto sí era posible que nos fuera peor, pues con este si nos ha ido peor”.

En este sentido, los de Solecito también criticaron el decreto que establece que las comparecencias del Fiscal General del Estado en el Congreso Local serán a puerta cerrada. Otra que se sumó a las críticas por ese decreto publicado la semana pasada fue la diputada panista Cintyha Lobato Calderón (quien se ha convertido en la rebelde de esa bancada sin tanto afán de protagonismo).

Curiosamente los que andan calladitos y no han retomado el tema de la comparecencia del Fiscal han sido los de MORENA, más ofuscados en llevar agua para su molino con el tema de seguridad, cuando no se les ha conocido una propuesta seria en este sentido. Por ejemplo, ahí tiene al Cuitláhuac declarando algo que también está obligado a comprobar, como el decir que Yunes es parte de la delincuencia que opera en Veracruz…. ¿Tiene pruebas, diputado, o nomás es por atacar?

Para acabarla de amolar, este domingo se dio a conocer que un comandante de la Policía Ministerial disparó contra dos personas en Martínez de la Torre. Lo anterior se suma a la detención “equivocada” de dos ministeriales con una reconocida doctora de Boca del Río… Lo dicho, el Fiscal Verduritas ya no controla ni a los de casa.

ANILÚ, ENFILADA AL SENADO

Quien ya está enfilada como candidata del PRI al Senado de la República es Anilú Ingram Vallines, delegada federal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Veracruz. La tiene asegurada y sólo faltaría el compañero de fórmula.

Lo anterior pudo ser constatado en el reciente Consejo Político Estatal del tricolor realizado en Xalapa, en donde se juntó la cúpula de dicho partido. Los que fueron notablemente ausentes fueron los diputados y algunos funcionarios ligados al Duartismo; esos que traicionaron o negociaron con el inquilino del Palacio de Gobierno y hoy dicen que van a ser los nuevos caciques de sus distritos... ¡La maaangaaaa, qué!...

A la guapa delegada Ingram Vallines le llovieron las peticiones, los saludos, las selfies tan de moda. Y es que la reunión de los priistas de este sábado sólo tuvo tres actores a destacar: Anilú y los senadores José Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa.

Al parecer los "rojos" ya están entendiendo que ya no es tiempo de pleitos y la unión es lo que puede salvar al barco; basta decir que la asamblea a duras penas logró alcanzar el quórum necesario para arrancar. Quizás lo anterior no sea tan malo, pues al menos se están sacudiendo la basura que dejaron los recientes gobiernos.

Una deferencia notable hacia Anilú provino del discurso del dirigente estatal del PRI, quien al momento de hacer un reconocimiento a las mujeres priistas y puntualizar que serán tomadas en cuenta para las candidaturas al Senado y a las diputaciones federales, Renato Alarcón visualizó a Anilú quien estaba sentada en primera fila.

Y sí, se le nota ya sin competencia alguna a Anilú. Hasta el mismo gobernador Yunes Linares la ha felicitado por su labor en el estado.

Sólo faltaría conocer a los competidores contra el PRI: los que colocará MORENA y la alianza PAN-PRD. De ahí surgen también los nombres de mujeres como Rocío Nahle y Yazmín Copete, respectivamente. Las mujeres van con todo el “power”.

EPÍLOGO SOSPECHOSO: Que sorprendió la rapidez con que la Fiscalía General del Estado actuó contra un fotógrafo que trabajó en Comunicación Social en la administración anterior. Lo peor es que la grave acusación que le hace su esposa pareciera ser un escándalo más de dicha pareja (muy respetable su vida privada), cuyos conflictos son conocidos por los periodistas de la zona conurbada. Ojalá no sea otra de las vendettas que acostumbran en la FGE, pues una acusación así de delicada, no merecía ser tomada tan a la ligera como para arriesgar la vida del imputado.

EPÍLOGO IZQUIERDOSO: Destacable lo que maneja este domingo el diario nacional La Jornada, en nota de Ángel Vargas, que se transcribe aquí de manera textual: “El Partido de la Revolución Democrática (PRD) no es de izquierda, aseguró ayer el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, fundador de ese organismo político en 1989, al cual renunció 25 años después, en 2014… ‘A lo mejor, a los ojos de cualquiera de nosotros nos parece que tal partido de izquierda no es tal, sino que es de centro o de derecha o quién sabe de qué será. Yo diría que el PRD hoy no es un partido de izquierda, por más que se diga de izquierda, afirmó’”.

@pablojair

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.