Yendi: De víctima a criminal

Yendi: De víctima a criminal
 
Yendi Guadalupe Torres Castellanos, fiscal Especializada en Delitos Sexuales y contra la Seguridad de la Familia Red Social Facebook
El gobernador del estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, declaró ante los medios de comunicación, que el asesinato de la fiscal Especializada en Delitos Sexuales y contra la Seguridad de la Familia, Yendi Guadalupe Torres Castellanos, no tiene vinculación con su trabajo sino por otro “tema” que después manifestaría, para no entorpecer la averiguación, además de que se estaría cometiendo una ilegalidad al darlo a conocer.

Pero muy curioso fue, que aunado a su declaración el diputado local por el Distrito 01 de Pánuco por el Partido Revolucionario Institucional, Rodrigo García Escalante, evidenciara la “continuidad” ante el micrófono del convenenciero y oficialista, Ciro Gómez Leyva lo que no quiso decir el ejecutivo estatal:

“El homicidio de Yendi Guadalupe Torres Castellanos, fiscal Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia, estaría relacionado con “maleantes” que tenían tratos con familiares directos de la hoy difunta” dijo el diputado local.

Aclaró que el evento al que el gobernador Yunes Linares se refería el día de ayer sobre lo ocurrido en Pánuco, tenía que ver con un evento ocurrido cuatro cinco días antes, y que relacionaban directamente a familiares de la hoy difunta con maleantes de aquella región del norte del estado de Veracruz.

“Un familiar cercano y directo a la Fiscal tenía tratos con personas de dudosa reputación. Ahora se sabe que estas personas eran maleantes, y tuvieron un problema por negocios”, comentó sin titubear García Escalante durante la entrevista con Ciro en cadena nacional.

Criminalizar a la víctima, es tan común en Veracruz. Tan inmoral y de poco hombres. Una estrategia que era muy utilizada en el gobierno priísta –desde el gobierno de Fidel Herrera Beltrán y después con Javier Duarte de Ochoa-. Al parecer los métodos en el “gobierno del cambio” –valga la redundancia- no han cambiado. El estigma para una persona asesinada en las condiciones en la que le fue arrebatada la vida a Yendi Guadalupe, es tan usual como la negligencia del fiscal Verdurita o Fiscalcetín. Se tiene claro, que los muertos no pueden defenderse.

Lo cierto es que quienes conocían a la señora Yendi, advierten que es una infamia la manera de cómo el gobernador y también el diputado local priísta –que vaya usted a saber cuánto recibió de parte del ejecutivo para que saliera a desgarrarse las vestiduras- pisotean la memoria de la difunta, a quien la dejaron a su suerte y sin seguridad, en una zona verdaderamente “caliente” como lo es el municipio de Pánuco.

Los antecedentes de acuerdo a información que fue enviado a las redacciones de los diversos medios de comunicación en el estado por medio de correo electrónico:

“Se sabe ahora que la fiscal Yendi Guadalupe Torres Castellanos fue en 2008 parte del gobierno municipal priista, que en ese entonces encabezaba Ricardo García Guzmán, padre del ahora diputado Rodrigo García Escalante [Quién realizó hoy dichas declaraciones] (…) Ella siguió su camino, nosotros también, y es lamentable la muerte de cualquiera, más tarde, que avance la investigación, me comunicaré con el Fiscal para que nos dé una explicación, y podamos comunicarnos con la familia (…) Torres Castellanos fue asesora jurídico e inspectora de alcoholes en el municipio de Pánuco, durante el gobierno municipal de Ricardo García Guzmán en los años del 2007-2010 (…) Con estas declaraciones el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, debería de citar a declarar al propio Diputado Local por que como se ve, sabe mucho del tema, y así mismo a su padre Ricardo García Guzmán, quien también estaría informado sobre lo que en realidad ocurrió con la fiscal asesinada, quien fuera cercana colaboradora de él y de sus hijos”

Trabajadores de la FGE se manifiestan en contra

En una carta enviada a la redacción de AGN Veracruz, trabajadores en las diferentes fiscalías en el estado, manifestaron su repudio con relación al asesinato de su colega y compañera. La exponemos textual para su lectura:

Señor gobernador del estado de Veracruz

Todos sentimos la partida de la compañera YENDI GUADALUPE TORRES Fiscal Especializada en Delitos contra la Libertad y la Seguridad Sexual y contra la Familia en Pánuco , no porque la hayamos conocido todos y cada uno, sino porque sabemos que a eso estamos expuestos los servidores públicos de la Fiscalía General del Estado de Veracruz (…) Una Fiscalía reventada y sobrepasada de violaciones a Derechos Humanos, de violencia contra el género , de discriminación contra la mujer (…) Una institución con una gran cantidad de actos constitutivos de delitos que en su mayoría son dolosos, representadas por mentes criminales como su fiscal, sólo de imagen JORGE WINCLKER ORTIZ y su actor intelectual MARCOS EVEN TORRES ZAMUDIO (…) Ellos quienes sólo se han dedicado a sacar al personal que les estorba para cubrir sus fechorías, robos y sus cobros de piso (…) Violando los derechos de todo el personal para poder salir con dinero en los bolsillos (…) Exponiendo al personal administrativo como operativo a hechos como los que fue víctima mortal la compañera (…) No es de espantarse que cualquier otro servidor público sea objeto de maltrato, violencia, acoso laboral, violaciones de Derechos Humanos, y más con el protegido del Fiscal General y de Marcos Even Torres Zamudi; nada más y nada menos que MARIO JAVIER VALENCIA HERNÁNDEZ, perito al que le quedó grande la Dirección General de los Servicios Periciales (…) Al que por no tener el intelecto, no ha logrado que le den el nombramiento oficial y sólo funja como encargado de dicha área y así permite que desde “arriba”, manejen la Dirección General de Servicios Periciales a “capricho” (…) En lo que si tiene experiencia y pericia es en “robar”, con ya muy marcada estrategia, operando a través de su personal nuevo e incompetente (…) Gente que no reúne los requisitos de un perito, que carecen de experiencia y experticia, pero que tienen las “habilidades”, útiles para cobrar los asuntos, maquillar los informes, lucrar con la desgracia de los ciudadanos (…) Nótese que muere una compañera, situación que causa dolor y consternación, pero que existe indiferencia total por parte de las autoridades y hasta de muchos compañeros, ¡NO ES JUSTO PARA VERACRUZ! (...) compañero Fiscal, Ministerial y Perito, Únete al dolor y has frente con DIGNIDAD y ORGULLO, no sientas el dolor sólo cuanto afecte tu esfera, ni formes parte de esa mentalidad POBRE, IGNORANTE, MEDIOCRE (…) Exige que te compren tus hojas, que te den tu gasolina, que te paguen lo justo, que respeten tu vida familiar, que dignifiquen tu imagen y tu espacio laboral, BASTA DE QUE UTILICEN TU FIGURA DE FISCAL, POLICÍA Y PERITO DE PANTALLA como falsa imagen para cubrir la corrupción. EMPIEZA EL CAMBIO EN TI COMPAÑERO, deja de ser un borrego lambiscón para sobrevivir, y vive con DIGNIDAD y RESPETO para ti y para el ciudadano para el que te pagan por servir”  

ATTE: PERSONAL DE LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO DE VERACRUZ.

Indudablemente, el contenido de la carta no tan sólo expresa su sentir sobre el asesinato de Yendi Guadalupe Torres Castellanos. El miedo de exponer sus vidas por laborar en una dependencia que no cuenta con la capacidad suficiente para desenvolverse y brindar resultados a la ciudadanía, mucho menos a sus empleados que penden de ella. Una dependencia procuradora de justicia que transgrede los Derechos Humanos, no tan solo de la sociedad, sino también de su de los burócratas que laboran en el área. Una fiscalía que pisotea la memoria de su propio personal en vez de dignificarlo. Una dependencia que abona más a la descalificación de las víctimas para poder justificar su negligencia.

Nada cambia, aunque el fiscal y el gobernador mantengan el discurso “positivo” sobre  la situación en el estado de Veracruz. 

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.