Decía Georg Wilhelm Friedrich Hegel que, para conocer a alguien, debían bastar dos minutos de observación superficial. Y no se equivocaba. Los rasgos esenciales de la personalidad de cualquier ...

Muchos años antes de que llegaran a sentarse en la Silla del Águila los mandaderos del Imperio a dorarnos la píldora con las recetas conservadoras del desarrollo estabilizador, es decir bajos ...
Ver más