2018: Los que ya robaron quieren volver a robar

2018: Los que ya robaron quieren volver a robar

Tal como están las cosas, la contienda presidencial del 2018 augura una pelea de capitostes por el botín. Los precandidatos panistas no se preocupan por prepararse en el conocimiento de lo que queda de país, sólo se ufanan por armar y blindar sus bolsillos, pues ya asimilaron las enseñanzas del derroche y las violaciones constitucionales que dejaron las más recientes elecciones en el Estado de México.

Cerca de setenta mil millones de pesos de nuestros impuestos, más la estulticia total al servicio de la política, debían tener más pronto que inmediatamente un resultado nefasto para cualquier práctica, para demoler cualquier norma, para llenar cualquier agujero. Para armar todo cochinito.

Los precandidatos priístas no tienen necesidad de hacerlo. Ellos ya no van a dar el espectáculo, pues durante cinco años amasaron inmensas fortunas financieras, de supuestas obras y de muchos arreglos en lo oscurito. Tienen las maletas$ más grandes de la comarca. Recogieron moche$, comi$iones de préstamos extranjeros a nuestras costas, robos descarados al erario, entrambuliques y acuerdos con sindicatos de empresas y mermas de negociaciones.

Los priístas han amasado fortunas nunca antes vistas

Meade y su patrón Videgaray no tienen problema alguno. Sus ambiciones desenfrenadas llegaron al extremo de secar la economía y vaciar los presupuestos públicos. Osorio Chong se amafió con el SME en todos los negocios donde fueron favorecidos, y en las concesiones de por vida de las termoeléctricas del Valle de México. Usted y yo lo hemos comentado aquí suficientemente. Aunque aún hay más: también rebosa en dinero, porque tooodos los delegados federales de tooodas las dependencias federales, fueron impuestos por él y por su hombre de confian$a, el Oficial Mayor de Gobernación.

El Niño ñoño Nuño ni se diga. Ha sido el cedazo por donde pasan las aportaciones para todas las campañas en Los Pinos. Es sin duda el favorito sentimental de la patraña, el sueño guajiro del imposible. Porque en medio se encuentra el invencible virrey Videgaray, el mozo de estoques de los neorepublicanos, el no hay otro de los descastados.

José Narro y Eruviel Ávila Villegas, no tienen pero. El uno, dispone del presupuesto más jugoso del gobierno federal, nóminas donde el sol no se oculta. Eruviel viene con más lana que un bandido: las arcas del Edomex, con presupuestos súper inflados por Peñita, lo dejan por encima de cualquier sospecha de indigencia.

Los panistas, tras escandalosos fraudes a fundaciones altruistas

¡Ah! Pero los pobres panistas han tenido que bregar con remos anchos. Rafael Moreno Valle y Luis Ernesto Derbez han tenido que dedicarse a exprimir fundaciones altruistas para su provecho, crear todo tipo de empresas fantasmas para su finanza, asaltar en despoblado a los incautos. ¡Pobres! No les queda de otra. Ya son multimillonarios.

Rafita ha recibido para los gastos de transportación, viáticos y emergencias de saludos de paso, una gigantesca bolsa proveniente de los manejos de su papi en las fundaciones de la UNAM y en la Carrillo Arronte. Desde lujosas residencias en Lomas de Chapultepec, su papi, un conocido defraudador internacional, ha canalizado los gruesos flujos para comprar la conciencia política que se atraviese en su camino. Sólo falta que le saquen el expediente del juzgado italiano, donde está sentenciado hasta el cogote.

Y eso, para no hablar de los jugosos negocios del Museo del Barroco, la rueda de la fortuna –la suya, claro–. el huachicol y las autopistas poblanas para robar ejidatarios, donde siempre ha ido al alimón con su cuatacho Enrique Peña Nieto. Es cierto que en política lo único que no se perdona… es la ausencia de complicidad en el atraco. Moreno Valle es de visión, de prospectiva… ¿o acaso cree usted que se dio un balazo en el pie?

Desde el 2000 se acumulan los robos de Luis Ernesto Derbez

Luis Ernesto Derbez no es ningún aprendiz en esto del enjuague y el asalto. Desde que se robó el título de economista en la Universidad de San Luis Potosí, la maestría en Oregon y el supuesto doctorado de Iowa, inexistente, balín de necesidad, todo Derbez es un asalto en despoblado. Una joya digna de aparecer en la boleta de lo execrable.

Con esas prendas académicas, Luis Ernesto Derbez es hoy el flamante rector de la Universidad de Las Américas, ungido por su propietario, el impresentable Alejandro Gertz Manero, ex jefe de la policía foxista. Tiene curriculum el bato Derbez, metió en pocos meses cuatro mil millones de pesos a la fantasmal “Alta Tecnología”, inventada por su protector Lino Korrodi y soliviantada por Eduardo Sojo, otra joyita del Bajío.

Mucho trabajo le ha costado a Derbez ser el favorito de los tres precandidatos panistas de Vicente Fox y Martita. Primero, con las amplias relaciones de su provechoso paso por el Banco Mundial, fue cooptado por el alto vacío guanajuatense para formar una temible mancuerna con Lino Korrodi, inventar cuanta empresa fantasma se les ocurriera y financiar el desastre.

En mancuerna con su cómplice y esposa, Rosa María Aranda Gómez, defraudaron a la Nación durante la campaña de Fox, a través del fantasmal Instituto Internacional de Finanzas, con sedes en Puebla, León y Monterrey. Fingían como Presidente y Vicepresidente. Crearon para Korrodi y Fox un sistema de pantalla financiera. De ahí se derivaron múltiples fideicomisos engaña bobos, cebo para los donantes.

Acusado por 13 mil millones de la Fundación Mary Street Jenkins

Habilitado secretario de Relaciones Exteriores –otro aprendiz de Canciller– utilizó el fantasmal Comité Organizador Mexicano (Comormex), sociedades hechizas y fideicomisos, para sentarnos en las mesas de negociaciones donde se jugaba la cara de México y obtener pingües ganancias de miles de millones de pesos para su cartera. Así jugaron Fox y Derbez con nuestro destino.

‎Gracias a sus buenos desempeños en los enjuagues de Fox, Josefina Vázquez Mota lo volvió a habilitar como financiero fantasma de su campaña a la Presidencia en 2012. Por lana no quedó. Josefina se atascó en la orilla por un problema de carisma… de falta absoluta de perfil. Bueno, tal vez hubiera sido mejor que lo que tenemos en Los Pinos.

Derbez, reloaded. Ahora se le acusa de haberse quedado con 13 mil millones de pesos de la Fundación Mary Street Jenkins, la misma que cedió los terrenos en Puebla para construir la Universidad de Las Américas. Pues, fiel a su costumbre, el ex aprendiz de Canciller y Secretario de Economía de Fox, inventó la fantasmal Fundación Bienestar de la Filantropía.

Derbez procedió a instalar una Consultoría deportiva, la trianguladora de dinero en la isla de Barbados y desvaneció el patrimonio de los herederos de Jenkins –la institución de beneficencia que fue la más rica de México–, simple y sencillamente, falsificando el Registro Federal de Contribuyentes. La denuncia la han presentado Guillermo y Roberto Jenkins, herederos en línea directa. Por algo será.

En la rectoría de la Universidad de Las Américas, gran defraudador

Aunque Derbez ha reconocido haber inventado la fantasmal Consultoría en Administración de Centros Deportivos y Comerciales, para administrar –de algún modo hay que llamarle al saqueo– las 18 propiedades inmobiliarias que los Jenkins aportaron al cochinito, rehúsa cualquier responsabilidad. Sobre el traslado de dineros de la Fundación Jenkins a Barbados, dice: “es lo normal, lo que se usa”.

La dichosa Consultoría fue creada para aparentar que la Fundación para el Bienestar de la Filantropía es la que maneja todo, mientras aquélla sólo la supervisa y la asesora en el outsourcing de marras… ¡desde Barbados!, triangulando el dinero que pueda. Una forma imaginativa de preparar el cochinito para la ardua campaña presidencial.

“Yo no participó en decisiones de ninguna naturaleza. Este es un pleito familiar”. Claro, Derbez es sólo el beneficiario de la Fundación Jenkins, y uno de sus más grandes defraudadores desde su puesto de rector de la Universidad de Las Américas. Todo un fraude a la alta escuela. También todo un cuajo para responder a las graves acusaciones de robo, simulación y abuso de confianza.

¿Y la de Margarita Zavala (a) La Calderona? ¿Dinero de García Luna?

‎Y eso que todavía no aparece la Fundación que a estas alturas ha de haber inventado El Policía de Titanio (jejeje), Genaro García Luna, para justificar la lanota del narco que se apuesta en favor de Margarita Zavala de Calderón, la desdichada dama del rebozo mordido.

En el colmo de la desfachatez, la contienda por el 2018 está revelando el verdadero rostro: una pugna en la que los pretensos de la mano de Doña Leonor están señalados de antemano. Precandidatos tricolores y blanquiazules despliegan todas las mañas del robo, la hipocresía, el prevaricato y la inconsciencia. ¿Los merece el pueblo de México?

¿Usted votaría por cualquiera de ellos?

Yo por mi parte “me encomiendo a la diosa Fortuna” (¿quiere máaaas?), señala el que deshoja precisamente la margarita, el que quiere oír al peor postor, encuevado en Los Pinos.

Índice Flamígero: Desde Torreón, escribe don Miguel Ramírez: “En breves días más se conocerán los resultados de los trabajos que se están haciendo para encontrar las causas que produjeron el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca. Sería caer en la ingenuidad si pensamos que con ellos se llegará a conocer  la realidad, Pero, investigaciones aparte, ya se sabe claramente qué fue lo que lo originó. No las lluvias atípicas que hubo en ese lugar, sino los funcionarios típicos del actual Gobierno Federal, que combinan en grado máximo la ineptitud con la corrupción.” Como siempre, tiene usted razón don Miguel. + + + Por cierto que el fin de semana se conoció que Gerardo Ruiz Esparza, todavía (i)responsable de la SCT, se hizo de mulas en lo que lleva esta malhadada Administración Federal. Sólo en bienes raíces se le contabilizó la adquisición de cinco departamentos, no precisamente de interés social. + + + Y mientras, el show Duarte de Ochoa sigue la ruta trazada. Señalan sus defensores que, de los 82 cargos que el sábado le fincara la PGR, 80 son evanescentes, de humo. + + + Hace poco más de un año le comenté aquí lo que es un clamor mundial: la alta letalidad del Ejército y, sobre todo, de la Marina Armada, cuando sus efectivos son enviados a “operativos” en contra de supuestos o reales narcotraficantes. De acuerdo a cifras de 2016, en cada incursión el promedio del Ejército es cobrar 8 muertos y dejar un 1 herido; mientras que la Marina Armada tiene el saldo de 30 muertos y 1 herido. En muy pocos casos, prácticamente en ninguno, presentan detenidos. Lo acabamos de presenciar en Tláhuac, la semana anterior. Y cabe la pregunta: ¿dónde queda el Estado de Derecho? ¿No son las instituciones armadas las que debieran guardar, precisamente, la institucionalidad?

www.indicepolitico.com / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / @pacorodriguez