Rumbo a la nulidad absoluta de la elección presidencial

Rumbo a la nulidad absoluta de la elección presidencial

Es de explorado derecho, se desprende de las normas y los principios jurídicos generalmente aceptados, que los vicios premeditados de voluntad en cualquier acto ilícito producen la nulidad absoluta. Atentan contra la constitucionalidad de cualquier sistema político que pretende asentarse en la legalidad de los actos.

Ningún tribunal establecido, ningún organismo fabricado expresamente para consentir los actos con nulidad absoluta, puede pretender darles valor erga omnes, porque simplemente atentan contra todos los fundamentos de la ley, contra la razón esencial de la convivencia, contra todo principio de legalidad y de jurisprudencia existente.

Los romanos ya lo decían en la célebre sentencia pronunciada por sus juristas, recogida por Ulpiano en El Digesto: “‎Quod initio vitiosum est, non potest tractu temporis convalescere“, es decir, lo inicialmente viciado, no puede convalidarse con el paso del tiempo, menos con algún argumento humano.

Por si esto fuera poco, también todo lo que se deriva de ellos estará afectado de nulidad, porque “lo accesorio sigue la suerte de lo principal”. Los actos proditorios de los de Atracomulco se ajustan textualmente a estas máximas y principios que se aplican desde la noche de los tiempos en todo el mundo. Resultó que aquélla observación de los refranes ancestrales es absolutamente aplicable: “el que por su gusto es buey, hasta la coyunda lame”. Lo lograron.

Todo el proceso electoral, bajo la sombra de la sospecha

La deliberada destrucción de la credibilidad, la absurda y reiterada intención de echar abajo cualquier fundamento que vaya contra el empeño desenfrenado de aferrarse al poder, de ejercer un mando sin legitimidad, parece que ahora sí ha tocado fondo. Y no hay reversa posible. Se ha echado a andar el concepto de nulidad absoluta.

Han activado voluntariamente la maquinaria de su propia destrucción, la sanción adecuada para su deliberada‎ impericia, para su desquiciante empresa de utilizar los instrumentos del Estado de manera impúdica para aferrarse al hueso, para seguir exaccionando los presupuestos y las concesiones regaladas a sus cómplices para dejarnos literalmente en los huesitos.

Está de más decir que de hoy en adelante, todo el proceso electoral se encuentra bajo la sombra de la sospecha, bajo la lupa de la opinión pública. Los registros amañados de candidatos independientes, las firmas electrónicas al vapor y sin supervisión ciudadana alguna para su aventura, la instalación de los organismos electorales…

… las propagandas y publicidades que el partido oficial utilizará para llenar de caca los rostros de los opositores, los actos preparatorios, la instalación de casillas electorales, la votación y la calificación de las elecciones del 2018, que estarán plagadas de irregularidades, ya cuentan en principio con la nulidad absoluta sobre sus espaldas.

El país del nunca jamás se ha vuelto realidad

Los 40 mil millones de pesos que ha pedido el Instituto Nacional Electoral, más lo que se gaste en el funcionamiento de los organismos jurisdiccionales de la materia –mayoritariamente integrados por incondicionales del sedicente abogado Humberto Castillejos Cervantes, justificados por los levantadedos del Senado– han entrado en una zona crítica de impedimentos jurídicos.

El país del nunca jamás se ha vuelto realidad. Los mandarines del sistema, inyectados por el virus de Peter Pan –por su proverbial renuencia a no crecer– han llegado al punto de no retorno. No podía ser de otra manera, desde que se vio que el escándalo provocado por los sobornos, extorsiones y chantajes que los de Atracomulco

… operaron para desparramar en los bolsillos de estos mentecatos los millones de dólares que la constructora brasileña y sus filiales depositaron para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto y que fueron a parar a los haberes de él, de Videgaray y del infausto Guasón Meade Kuribreña, por no mencionar al mandado Emilio Lozoya Austin, bisnieto de Melitón, aquél sicario que asesinó a Francisco Villa en Parral, Chihuahua en 1923. De raza le viene al galgo.

De nada sirven el INE y el Tribunal Federal Electoral

Absurdo de toda absurdidad. El proceso electoral para elegir al nuevo Presidente de todos los mexicanos, ha sido manchado y destruido desde su origen. De nada sirve ya que el afectadito Lorenzo Córdova, el hijín de Arnaldo, tenga la” hombrada” de prometer manotazos sobre la mesa de los consejeros electorales…

… los mismos que se negaron a aportar un 5% de su pantagruélico sueldo para efectos de la ayuda a la emergencia sísmica del septiembre negro, los mismos que han gozado de todas las prebendas imaginables para asestar cuanta puñalada han decidido para asesinar la incipiente democracia mexicana, la que no acaba de nacer.

De nada sirve cualquier sentencia, fallo o procedimiento del Tribunal Federal Electoral, en el que se depositó la última palabra para calificar cualquier reproche, inconformidad o apelación de los ciudadanos sobre la objetividad e imparcialidad del proceso electoral y de sus resultos, pues ha quedado claro en dónde están las riendas, la única voluntad del que maneja el pandero, el que produce el sonsonete al que bailan.

El dinero que más se derroche hará la diferencia

‎Con los mismos procedimientos, con idénticas argucias a las que se utilizaron en los recientes procesos comiciales para elegir gobernadores en los estados de México y Coahuila, los de Atracomulco vienen por la joya de la corona. Con saña inaudita, con la ramplona ignorancia de los que no miden los rebotes.

Los votos que se trinquen en los distritos y zonas rurales deprimidas lograrán una absurda mayoría frente a los votos rigurosamente vigilados de las concentraciones urbanas, de los corredores poblacionales informados y dispuestos a efectuar el cambio. Las despensas, los accesorios domésticos, las amenazas consustanciales y las vituallas‎ harán la diferencia en favor de quién más dinero derroche.

No podrá ser de otra manera. El PRI ha sido desfondado y derrotado en los estados con mayor padrón electoral del país: México, Zona Metropolitana de la Ciudad capital, Veracruz, Puebla, Jalisco, Chiapas, Chihuahua, Tamaulipas, Guanajuato, Michoacán y Nuevo León, que juntos forman más del 65% de la lista nominal de electores.

Así que ¿de dónde obtendrán los votos los priístas? Ya han sido derrotados en los bastiones, en los graneros electorales. No les queda sino recurrir al expediente del México profundo, un manido argumento de los mapaches electorales para servirse con la cuchara grande, a partir de los votos de las zonas rurales, conseguidos por el chantaje y la maniobra indecente.

Elección: Comedia ridícula de perversidades y trampas

Y, cómo decía en su tiempo Álvaro Obregón, ¿quién podrá salvarnos de nuestros salvadores? si todo el aparato administrativo, político y jurisdiccional al servicio del Estado bufo va a operar, maniobrar y sentenciar en favor de los rateros. La organización, desarrollo y resultado del proceso electoral se han convertido en una comedia ridícula de perversidades y trampas.

El PRI puede volver a proclamar su triunfo en base al 18% de los votos obtenidos, igual que pasó en el 2012. Los votos complementarios se obtendrán también, igual que en aquella ocasión, por el nefasto Partido Verde, los evangélicos y el envilecido Panal.

Sume usted los porcentajes electorales que cacharan en campo los sedicentes independientes, desde Margarita Zavala hasta los paniaguados de Televisa y los comprados por el aparato para tal efecto, que un mes antes de la elección, avalados por el INE y el Trife, gustosos declinarán por el candidato oficial, llámese como usted quiera. Forman parte de la misma maniobra para impedir el cambio.

¿Los ciudadanos sólo seremos testigos del atraco anunciado?

Esa mesa está servida. Toca el turno a los ciudadanos, al talento acumulado de la población mexicana, que no es poco, construir un frente amplio de opinión legítima y autorizada para emitir un veredicto que se apegue a esta realidad, de suyo avasallada. Ya casi es lo único que queda para intentar resarcir el imperio de la Ley.

¿Podremos ser sólo testigos testimoniales, pasto inconsulto del atraco anunciado? ¿Dejaremos pasar la oportunidad de intervenir en favor de nuestros hijos y nietos?

Todavía estamos a tiempo de responder a la interrogante de la historia.

 Índice Flamígero: El secretario General de Gobierno del Estado de Hidalgo, Simón Vargas Aguilar, brinda al Índice Político y a sus lectores su “opinión respecto de la designación del Contralor Interno en los organismos autónomos” de esa entidad federativa, en la que destaca que “no peligra la autonomía de la UAEH en ningún sentido, es un ejercicio de rendición transparente de cuentas que se busca mejorar”, esto con respecto a la colaboración publicada aquí, bajo el título Hidalgo, Fayad, pulque… y violación de la autonomía de la UAEH, en la que apunta: “La reforma a la Constitución Política del Estado de Hidalgo, publicada en el Periódico Oficial de la Entidad el 22 de mayo de 2017, tuvo por objeto sentar las bases para la creación del Sistema Estatal Anticorrupción como eje de coordinación de las entidades estatales y municipales competentes para la prevención, detección y sanción de la corrupción. El artículo 26 de la Constitución Política del Estado de Hidalgo, establece que cada uno de los organismos autónomos contará con un órgano interno de control para vigilar la correcta administración y ejercicio de los recursos públicos, así como fomentar la rendición de cuentas y atender las evaluaciones sobre el cumplimento de los objetivos planteados, cuyo titular será nombrado por las dos terceras partes de las y los Diputados del Congreso del Estado. En ese tenor, se advierte a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, como un organismo de carácter público descentralizado, con patrimonio, personalidad y capacidad jurídica propias, dotado de autonomía especial, que implica facultades de autoformación y autogobierno. La característica de autonomía en relación con la descentralización, implica fijar los términos de ingreso, promoción, permanencia de su personal académico y la forma en que administrará su patrimonio, acorde a los diferentes ámbitos de gobierno, académico, administrativo y normativo, conforme al artículo 2do. de la Ley Orgánica de la UAEH. En base a lo anterior, la autonomía universitaria no se ve vulnerada con la integración de este órgano de control, por el contrario, favorece el desempeño del gobierno y la administración universitaria, ya que se enfoca solamente en controlar y vigilar de manera transparente el uso de los recursos, todo ello en respuesta a una sociedad cada vez más demandante hacia las instituciones y los servidores públicos, al exigir que se actúe de manera responsable en el manejo de los recursos, los cuales provienen de los impuestos de todos los hidalguenses. Los ámbitos de autoformación y autogobierno, como lo son: el académico, administrativo y normativo; que se encuentran contenidos en el artículo segundo de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en ningún momento se ven trastocados; por ende, la designación del titular del Órgano Interno de Control vigilará la correcta administración y ejercicio de los recursos públicos, fomentará la rendición de cuentas y atenderá las evaluaciones sobre el cumplimento de los objetivos planteados. En este sentido, el Gobernador del Estado, Omar Fayad, nos ha convocado, a todos los servidores públicos y a las instituciones de los órdenes de gobierno municipal y estatal a fortalecer el Sistema Estatal Anticorrupción, ya que Hidalgo era uno de los seis estados que no contaba con la conformación de una ley en esta materia.” Servido.

www.indicepolitico.com / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / @pacorodriguez