LA ASPIRANTE ANTICAPITALISTA

LA ASPIRANTE ANTICAPITALISTA

Este sistema capitalista que no solamente va a acabar con nuestras

comunidades y pueblos, sino que va a acabar con toda la vida del

ser humano y que está en las comunidades indígenas y

está también en las grandes ciudades

 Marichuy

María de Jesús Patricio Martínez la indígena nahua de Jalisco, médica tradicional que en diciembre de este año cumplirá 55 años, fue electa por el Congreso Nacional Indígena como vocera y representante indígena para la elección de julio de 2018.

 Marichuy como se le conoce, fue una mujer que creció como muchas otras indígenas en este país, en condiciones de desigualdad social y económica. En la marginación de los servicios de salud y donde el papel de la mujer no era considerado como importante en la toma de decisiones.

El compromiso social de Marichuy con su comunidad, la llevo a participar en aquella histórica Convención Nacional Democrática (CND) convocada por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZNL) -tras el levantamiento armado de enero de 1994- en el municipio chiapaneco de Guadalupe Tepeyac, conocido después como Aguascalientes.

Su historia de activismo no termina ahí, a su regreso, Marichuy se involucró en temas de salud comunitaria y como participante en el plan de acción que emitió la CND. 23 años después, la indígena de Tuxpán, Jalisco, fue electa como vocera representante indígena a candidatura independiente e inició un recorrido por el país para recabar firmas de apoyo a su aspiración presidencial.

Aunque hasta el día de ayer la candidata indígena independiente llevaba 236,139 firmas de apoyo, lo que representa el 27% del requerido y es muy claro que no alcanzará el total de las firmas necesarias, el simbolismo que representa su movimiento debe llevarnos a reflexionar sobre su significado, más allá de que estemos o no de acuerdo con las candidaturas independientes, la aparición de una mujer indígena en la palestra política constituye un ejercicio de esperanza para millones de marginados.

Ayer Marichuy estuvo en la Universidad Iberoamericana, en su encuentro con esa comunidad la aspirante sostuvo que: “Todas las leyes y reformas que vengan van a acabar a los que estamos abajo; porque hay alguien que dice qué se hace y hay otros que tienen que obedecer. Y nosotros no estamos de acuerdo con la forma como se han venido tomando esas decisiones”.

Aunque la aspirante presidencial ya adelantó que no se unirá a ningún partido, pues “la clase política no representa a los de abajo”. Lo cierto es que son momentos decisorios y el país necesita definiciones para la transición necesaria. ¿Dará Marichuy ese paso de cara a la elección presidencial?

Por hoy es todo, nos leemos hasta la próxima. Carpe diem.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.