Rebasado el panismo en el Congreso local

Rebasado el panismo en el Congreso local

El buen liderazgo no cabalga en un ‘macho’, sino en la autocrítica

Durante las varias décadas que el panismo fue oposición al PRI, algo que caracterizó a los blanquiazules era el profesionalismo de sus legisladores. Personajes como Abel Vicencio Tovar, Carlos Castillo Peraza, don Luis H Álvarez y el controvertido Diego Fernández de Cevallos, entre otros, han destacado como prominentes tribunos y negociadores, fundamentados en una extensa cultura política.

Sin embargo, ahora que el PAN gobierna Veracruz, en alianza con el PRD, han tenido una gris actuación en materia legislativa, a pesar de ser el grupo parlamentario más numeroso.

El problema se originó al nombrar a un inexperto diputado, Sergio Hernández Hernández como líder de la fracción panista. El señor Hernández, además de ser un novato, padece una insensibilidad política proverbial, que ha motivado que en más de una ocasión, sus adversarios le hayan puesto tremendas ‘chamaqueadas’.

Lo peor del caso, es que la motivación para que don Sergio llegara a pastorear a los albiazules, radica en que es íntimo de José de Jesús Mancha Alarcón, presidente del CDE, o sea, una designación por compadrazgo.

El tema no es menor, porque un Congreso pasmado no sólo afecta a la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, sino a millones de personas en toda la entidad, el tortuoso proceso para aprobar la reestructuración de la deuda pública es una muestra contundente.

De seguir con tal indolencia, es muy probable que el PAN sufra el voto de castigo de la ciudadanía y así, todas las promesas que hicieron durante la campaña se irán por el caño, dos años no son suficientes para enmendar la situación y castigar a los saqueadores.

Tiene la palabra don José de Jesús, porque suponemos que se maneja con autonomía ¿o no?

Javier Roldán Dávila
Twitter: @javieroldan