La detención de Xóchitl Tress…una lectura entrelineas

La detención de Xóchitl Tress…una lectura entrelineas

Parajodas: la agarraron bronceándose…para llevarla a las sombras

La detención y encarcelamiento preventivo de la señora Xóchitl Tress, ha motivado un gran número de artículos periodísticos y centenares de comentarios en las redes sociales.

Un grupo considerable de analistas y usuarios de las redes sociales sugieren (aclaran que no pretenden defender a la imputada), que el caso de la presunta ex novia de Javier Duarte es un distractor y de cierta forma, dan a entender que hay rudeza innecesaria.

Además, exigen, con sobrada razón, que Karime Macías y otros ‘peces gordos’ que siguen libres disfrutando de la dolce vita, también deben ser llamados a cuentas.

Como el tema es muy controversial, agregaremos tres puntos que pudieran enriquecer el debate, para tratar de demostrar que la aprehensión de la llamada viuda alegre, fue una jugada de pizarrón y no un simple salvavidas para la administración yunista.

Por donde lo quieran ver, la mencionada perteneció al más íntimo de los círculos de Duarte, debió ser testigo y confidente, de cuestiones que pueden resultar valiosas para la construcción de las denuncias contra otros sospechosos.

Irse sobre la doña, manda un claro mensaje de que no hay intocables, ella puede ser más importante en las querencias del ex gobernador que muchos de los que se decían sus ‘bro’, nadie está a salvo.

Hay una clara disputa mediática en Yunes Linares y Javier Duarte, ambos pretenden hacerse mutuo escarnio. Por lo pronto, Yunes ya se metió hasta la recámara. Uf, eso dolió.
Como dicen los clásicos: al tiempo.

@javieroldan