Los ‘soldados’ de la revolución

Los ‘soldados’ de la revolución

Maradona fue tan bueno para el futbol…que sigue pensando con los pies

Cuando Ernesto Guevara de la Serna, el mítico ‘Che Guevara’, inició su viaje revolucionario, se despidió de sus amigos, antes de abordar el tren que lo transportaría a Bolivia desde la estación de trenes General Belgrano, en la provincia de Buenos Aires, con la siguiente frase: ¡aquí va un soldado de América!

La frase dicha por Guevara, era una definición  de su compromiso de vida, mismo que se puede resumir en un párrafo de la carta póstuma que dejó a sus hijos: “sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario”.

Guevara cumplió a pie juntillas su pensamiento: abandonó la comodidad de ser un prohombre de la Revolución Cubana y decidió continuar su lucha, ora en El Congo, ora en Bolivia, donde encontró la muerte.

Muchos podrán estar en contra del ideario guevarista, es su respetable derecho a disentir, pero no se puede negar, siendo honestos, que ‘El Che’ sea un arquetipo de la congruencia entre lo que se piensa y se hace, sobre todo, en lo que toca a la praxis revolucionaria.

Por ello, ahora que el inefable Diego Maradona sale a decir que: “Cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre”,  resulta francamente patético.

Quizá el adinerado personaje defienda la referida ‘revolución’ desde un resort, como Carpentier ‘apoyó’ el proyecto cubano desde Quartier Latin, brindando con un buen tinto.

Además, por si Dieguito anda confundido, le recordamos otra frase del Don Ernesto: “en una revolución se triunfa o se muere si es verdadera”. Más contundente imposible.

Posdata: trágico que la pus-modernidad considere a la Revolución como un reality show.

@javieroldan

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.