Peña Nieto y su fiscal anticorrupción ‘a modo’

Peña Nieto y su fiscal anticorrupción ‘a modo’

Los ‘historiadores de la pus-modernidad’ quieren reescribir el futuro

Resulta un despropósito la intención del presidente Peña Nieto, de impulsar como fiscal anticorrupción al actual titular de la PGR, su incondicional, Raúl Cervantes Andrade.

Hay que subrayar que quien ocupe el cargo, será nombrado por un lapso de nueve años, lo que resta de esta administración, el próximo sexenio y dos años del que corre de 2024 a 2030. Además, el funcionario en cuestión, tendrá la responsabilidad de investigar los actos de corrupción del peñismo, por lo tanto, buscan una exoneración a priori.

Una de las características principales que deben tener quienes aspiren a dicho puesto, es la de ser ciudadanos independientes, su trayectoria lo debe demostrar sin equívocos.

Pero ¿quién es Raúl Cervantes Andrade?

De entrada, ha sido diputado y senador postulado por el PRI, a lo que se agrega su desempeño como Consejero Político Nacional y Coordinador de Asuntos Jurídicos del CEN del partidazo, todo, bajo la tutela de su jefe político, el señor Peña, que lo único en lo que le ha fallado, es que no pudo hacerlo ministro de la SCJN.

Así pues, ante la posibilidad de que el tricolor sea expulsado de Los Pinos, el mexiquense y sus huestes buscan desesperadamente cuidarse las espaldas y no será, precisamente, porque se hayan portado muy bien, tienen muy claro que hay expedientes que los pueden involucrar en asuntos muy delicados, por decirlo en forma eufemística.

Será compromiso de los senadores de oposición, impedir esta pretensión que busca un salvoconducto para el futuro. En caso contrario, toda esta simulación tendrá que ser desmantelada en la siguiente Legislatura, es algo que no se puede permitir.

@javieroldan