El perfil del candidato del PRI según EPN

El perfil del candidato del PRI según EPN

Los  ojos amorosos del ogro filantrópico ven todo…menos la realidad

En vísperas de su Quinto Informe de Gobierno, el presidente Peña Nieto se puso a dar entrevistas a distintos medios impresos y electrónicos.

La que concedió al periodista David Aponte, publicada por El Universal, trae una ‘perla’ de esas que hacen historia.

De acuerdo al mexiquense, el candidato presidencial de su partido debe tener dos atributos fundamentales: “que sea alguien que tenga una visión clara de hacia dónde va el país y una trayectoria honesta, limpia, de reconocimiento y de prestigio”.

Así, de bote pronto, llegamos a la primera conclusión: no puede ser nadie parecido a Peña.

En segundo lugar, ‘alguien que sabe hacia dónde va el país’, tendría que darle una voltereta radical a la política peñista de corrupción y fracaso ante los grandes retos nacionales, o sea, desmantelar los cambios simulados, como el sistema anticorrupción, con un pretendido fiscal al servicio de los atlacomulcos.

Tercer punto: un candidato con ‘trayectoria honesta, limpia, de reconocimiento y de prestigio’, no existe dentro de su gabinete por una simple razón: haber callado ante los grandes escándalos de corrupción como el ocurrido en Veracruz o el de Odebrecht, los hace cómplices por omisión, lo mismo pasa con el caso Ayotzinapa. Sólo botones de muestra.

Cerramos con una cuarta consideración: ya van casi cinco años y parafraseando al clásico: ya no entendió.