El conflicto diplomático con los norcoreanos

El conflicto diplomático con los norcoreanos

Parajoda analítica: las reglas  no escritas se globalizan…fue un mensaje para Chong

Una de las mayores locuacidades de Vicente Fox, fue cuando señaló que él podría resolver el conflicto entre las dos Coreas.

Al guanajuatense le daba por alardear con frecuencia y por lo general, se le ‘hacia chico el mar para hacer un buche de agua’, lo podía todo, según sus dichos.

Sin embargo, lo grave es tomar la iniciativa.

Justo eso fue lo que hizo el presidente Peña Nieto, decidió expulsar al embajador norcoreano Kim Hyong Gil, dizque porque Corea del Norte ha cometido graves violaciones al derecho internacional y a las resoluciones del Consejo General de la ONU, por realizar ensayos nucleares y lanzar misiles balísticos de largo alcance.

Bajo esas premisas, ningún miembro permanente del Consejo de Seguridad tendría embajador en México.

La decisión, no puede ser calificada más que como una ‘volada’ ¿por qué México ‘compra’ un pleito de los Estados Unidos y más en particular, de Donald Trump?

Con todo y sus desplantes, en un acto de lucidez, Fox decidió no entrar al conflicto con Irak, y aunque hubo severas críticas, el tiempo y las explosiones en los trenes de cercanías le acabaron dando la razón.

Comentócratas subrayan que Peña le hizo el trabajo sucio a Trump. Ojo, la maniobra se aplicó apenas el mexiquense llegó de China, Corea del Norte es un satélite de los ‘nuevos ricos’ del Asia.

O séase, que bien podríamos decir que la actual política exterior es tan chafa, que ya se establecen estrategias ‘Made-in-China’. Joder. ¡Ya ni Chente!