Divide et impera

Divide et impera

Como con los  pasteles, alguien se quedará con la rebanada más grande del PAN

La máxima es atribuida a Cayo Julio César y su traducción es: divide y vencerás. La misma, sintetiza la estrategia militar que utilizaba el dictador para arrasar a sus adversarios.

Pero por si los panistas no son muy afines a estos latinajos, ponemos a consideración una lectura que ellos, como democratacristianos, deben conocer: “Y Jesús, como sabía los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es desolado; y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá”, Mateo 12:25.

El factor externo y el interno. De Maquiavelo ya ni hablamos.

Viene a cuento lo anterior, porque con la renuncia de Margarita Zavala a su militancia partidista, los dos bandos encontrados insisten en minimizar el asunto de acuerdo a su conveniencia.

Para Anaya y su círculo íntimo, la doña es un gran personaje, pero señalan que los militantes y simpatizantes de Acción Nacional, están con las causas y propuestas del partido (entiéndase la creación del Frente), o sea, con el partido todo, sin el partido nada.

Por lo que corresponde a los seguidores de la ex primera dama, afirman tajantes que Margarita tiene los suficientes bártulos para ganar la presidencia por la libre, en virtud de que eso les dicen las encuestas.

Así las cosas, preguntaríamos en forma ingenua ¿por qué si el PAN no requería de la señora Zavala no la descartó de forma directa? y ¿por qué sí Marga puede sola buscó la candidatura, como primera opción, por el blanquiazul?

Al margen de la respuesta, sólo diremos que hay quienes se empeñan en tapar el PRI con un dedo…para evitar ponerse morenos.

La insoslayable brevedad
Javier Roldán Dávila