La ‘legalización’ de la trampa

La ‘legalización’ de la trampa

Parajoda cesariana: no porque sea cosa de la ley es de Dios

No cabe duda que mientras ‘ya saben quién’ manda al diablo las instituciones, sus oponentes no lo dicen, pero tácitamente lo hacen, al tomar disposiciones de curso legal que resultan imposibles de comprender.

Además de las negligencias de la PGR con relación a sonados casos de corrupción, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tomó la decisión, por cuatro votos contra tres, de permitir que Jaime Rodríguez Calderón ‘el bronco’, aparezca en la boleta como candidato presidencial independiente.

El fallo resulta controvertido, porque de acuerdo a un resumen del diario Reforma, estas son algunas de las faltas cometidas: 58% de firmas apócrifas, 810,995 firmas no encontradas en la lista nominal, 158,532 simulaciones de firmas, 205,721 fotocopias de firmas, capturas de miles de firmas en un mismo domicilio en la madrugada, 17.3 millones de pesos de financiamiento sospechoso, usos de dos empresas sospechosas sin registro en el padrón de proveedores y 1.1 millones de pesos de pago a Facebook no comprobados.

El descrédito de las instituciones entre la ciudadanía no es una cuestión fortuita, obedece a la conducta de ciertos funcionarios, dedicados a preservar los intereses de las elites en el poder a cualquier costo. Por ello el hartazgo y el crecimiento del voto anti sistémico. Que luego no digan que el elector no sabe ‘hacer bien las cuentas’.

La insoslayable brevedad / Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.