El priismo se ‘relanza’

El priismo se ‘relanza’

Son tan tercos, que hasta para caer por el precipicio necesitan agarra vuelo

El plantear que algún proyecto, en este caso una campaña, se tiene que relanzar, obedece a una razón muy simple: lo realizado, hasta el momento de tomar la decisión, no funcionó.

Queda claro que toda empresa humana es perfectible, que nadie, ni en lo individual ni en lo colectivo, es infalible, incluso, admitir que las cosas no van bien, es un principio ineludible para buscar la solución.

Así  pues, el problema para Meade y su equipo de contlapaches, es que tienen el tiempo encima y la falta de sensibilidad política les impidió detectar con oportunidad las fallas.

Sin embargo, uno de los argumentos que más utilizan Pepe Toño y sus publirrelacionistas, consiste en decir que el delfín del peñato, es el mejor preparado de los candidatos y la candidata, que aspiran a ganar la presidencia. Él o el caos, deslizan con obstinada inquina.

Bajo la anterior premisa, resulta penoso afirmar que alguien que no entiende que no entiende, está incapacitado para gobernar el país, de nada sirve el historial académico.

Si el übermensch del neoliberalismo nunca comprendió que requería de los consagrados, no de los aprendices, para intentar ganar su estancia en Los Pinos, francamente, como dijera el clásico, no tiene remedio. Al final, se convirtió en un peligro  para él mismo.

La insoslayable brevedad

Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.