No seremos el hazmerreír de nadie

No seremos el hazmerreír de nadie

 

¿Y qué, votamos por el que por casualidad tocó la flauta?

En la semana que concluyó, el señor Andrés Manuel López Obrador estuvo de gira por algunas ciudades de Veracruz y su decreto consistió en lo siguiente: si votan por Miguel Ángel Yunes Márquez, serán el hazmerreír de México y yo como presidente no vendré.

Tal afirmación, tiene el mismo tufo que la campaña priista que pretende infundir miedo a los simpatizantes del tabasqueño, la diferencia es que nos tilda de mamarrachos.

De ganar la presidencia, el aludido tendrá que coordinarse con todos los gobernadores del país, independientemente del partido en que militen. El señalar que si gana Yunes no viene a Veracruz, es un chantaje muy burdo que no corresponde a un hombre con ideología de izquierda.

Se entiende que el dueño de MORENA aspire a que el candidato que impuso se alce con el triunfo, pero de ahí a espantar con el ‘petate del muerto’ a las y los veracruzanos, hay mucha diferencia.

En Veracruz, ni Miguel Ángel Yunes Linares ni Andrés Manuel López Obrador decidirán quién gana, serán los electores los que determinen cuál de los contendientes resulta victorioso. Para consolidar una cultura democracia, debemos abandonar la idea de ser ciudadanos objeto, que no tenemos la capacidad de decidir por sí mismos.

La insoslayable brevedad / Javier Roldán Dávila

 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.