Los Pepes con ‘piel de oveja’

Los Pepes con ‘piel de oveja’

#YoMero duda ¿será chingón quien confunde una elección con una fiesta de disfraces?

Sus publirrelacionistas podrán decir misa, pero la estrategia de repetir, ad nauseam, que José Antonio Meade es un chingón, súper preparado, honesto por encima de toda sospecha, buen padre, buen esposo, buen hijo, en fin, que acumula toda suerte de virtudes, ha generado el efecto contrario a lo que buscan.

Lo mismo ha ocurrido con José Yunes Zorrilla, a quien califican como ‘el caballero de la política’, lo cual de entrada, es un despropósito, porque en México y, sobre todo, en el PRI, la práctica política es lo más parecido a un estercolero, hay evidencia de sobra.

Los Pepes no han captado que resulta fastidioso que los quieran presentar como unas blancas palomas, cuando todo mundo tiene claro que no lo son. De entrada, haber servido al gobierno de Peña Nieto, es un asunto harto cuestionable.

De qué sirve que presuman que Meade no le ha ‘metido la mano al cajón’, si la SEDESOL, de la cual él fue titular, es un cochinero, tanto Rosario Robles, como Eviel Pérez Magaña, se han despachado con ‘la cuchara grande’ en la mentada secretaría, está documentado.

Lo mismo ocurre con Yunes Zorrilla (al que nada más le falta la aureola, asegún sus fans), que ahora presume conducta monacal, pero que guardó silencio cómplice ante las tropelías cometidas durante la docena trágica en Veracruz. Sólo falta que diga: ¿acaso soy yo el guardián de los veracruzanos? ¡Joder!

La insoslayable brevedad/ Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.