El PRI fue barrido en Veracruz

El PRI fue barrido en Veracruz

Fue un suicidio en defensa propia

El pasado domingo, estuvieron en juego la gubernatura, tres senadurías, 20 diputaciones federales y 30 locales, 54 cargos, por elección directa, en total, de los cuales, el PRI, aliado con el PVEM, no ganó ni uno.

Como bien lo reconoce José Yunes Zorrilla, el ex partidazo obtuvo los peores resultados de su octogenaria historia, fueron humillados. No lograron, siquiera, un segundo lugar.

A las tropelías del duartazgo, se sumó la  impericia política del líder estatal Américo Zúñiga y la falta de pasión del propio Pepe Yunes, en tono de sorna, hubo quien sugirió que parecía que buscaba ser obispo.

A esto tenemos que agregar, que el tricolor no sabe trabajar como oposición, sin los dineros públicos se manifiestan torpes, sin compromiso con la causa, descoyuntados pues.

No será fácil que recuperen las glorias de antaño, la madriza fue a nivel nacional, los priistas veracruzanos no tienen hacia donde voltear, incluso, es más factible que acaben difuminados en otras fuerzas políticas, especialmente, en el emergente Movimiento de Regeneración Nacional.

Lo único que los puede consolar, es que sus genes no se extinguieron, sólo cambiaron de siglas…junto con buena parte de su votación.

La insoslayable brevedad /Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.