#EPN ‘el demócrata’

#EPN ‘el demócrata’

La presidencia bien vale una indulgencia

El asunto de los monederos electrónicos Monex, distribuidos a granel en la elección presidencial de 2012, fue gracias al altruismo de los mexicanos enlistados por Forbes.

El tráfico de influencias, relacionado con la casa blanca de Las Lomas, es un mito genial.

La patética omisión del gobierno federal, ante el desfalco perpetrado en algunas entidades federativas como Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz, es un pecadillo venial.

El manoseo de ‘la verdad histórica’ relativo a la desaparición de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, es una percepción errónea (y malhumorada) de los ciudadanos.

La Estafa Maestra, el socavón en el Paso Express, por mencionar un par de ejemplos, son faltas administrativas de menor calado.

Las triquiñuelas en las elecciones de Colima en 2015 y las de 2017 en el EDOMEX y Coahuila, fueron responsabilidad de la oposición, la administración de Peña nada que ver.

El ‘dedazo’ en el PRI para poner a Meade de candidato presidencial, es muestra de un gran respeto a los usos y costumbres del Tlatoani, no hubo autoritarismo.

Perdón, tratamos de reescribir la historia, porque desde la noche del primero de julio pasado, Enrique Peña Nieto es un demócrata…claro, de acuerdo a ‘ya saben quién’.

La insoslayable brevedad/Javier Roldán Dávila

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.