Morena, Olga Sánchez y Mariano Rajoy

Morena, Olga Sánchez y Mariano Rajoy
El pasado viernes fue removido el presidente del Gobierno Español, Mariano Rajoy; esto luego de la aprobación de la moción de censura por parte del Congreso Español en su contra, la remoción fue el más extremo resultado de la crisis política, social y económica, por la que atraviesa el país ibérico; el Congreso ha designado ya al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez como nuevo jefe de gobierno y el sábado ha tomado protesta.  
 
Ahora bien queridos míos les explico en aldeano, las causas principales fueron en primer lugar los escándalos de corrupción con los que se encontraban vinculados varios líderes del Partido Popular, es decir el caso Gürtel, en el que empresario Francisco Correa sobornó a miembros del Partido Popular entre ellos Luis Bárcenas, tesorero del partido; la investigación del caso data del año de 1999, cuando el empresario Francisco Correa tejió una red de contactos entre diversos miembros del partido; el caso fue destapado por el juez Baltazar Garzón, quien desarticuló la trama corrupta especializada en saqueo de fondos públicos, y hasta el año  2017 habían sido imputados por corrupción 850 políticos ligados al Partido Popular. 
 
Otro factor fue el enfrentamiento de Rajoy a los líderes independentistas catalanes, por supuesto que la detención de seis consejeros del gobierno catalán, así como la salida y orden de captura de Carles Puigdemont por supuestos actos de rebelión, no lo ayudaron en nada; la deuda inmensa de España fue otro factor de peso, se habla de una deuda de mas de 24 mil euros por cristiano; la tasa de paro en España actualmente, es decir el desempleo del 16.7 por ciento; además la baja creación de empleo, que es menor al 3 por ciento, y por supuesto la pérdida del apoyo político. 
 
Mariano Rajoy ni siquiera lo vio venir, hace dos semanas su gobierno conseguía pactos para los votos que autorizaron los presupuestos de las Comunidades Autónomas, que por cierto fueron usados por Pedro Sánchez para la negociación; hoy lo han destituido y no hay marcha atrás; por supuesto que Pedro Sánchez y el PESOE no serán mejores que Mariano Rajoy y el PP sin embargo hoy ya España se aprendió el camino. 
 
¿A que viene todo esto? En primer lugar a que por lo visto a nosotros los mexicanos, también nos tiene podridos la corrupción,  el escándalo de La Casa Blanca de La Gaviota y el caso Odebrecht, hacen parecer juego de niños el caso Gürtel español; esta vez todo indica que Andrés Manuel López Obrador ganará la contienda presidencial esto en gran medida por el hartazgo social.  
 
López Obrador para el grueso de la población representa el fin del sufrimiento, el fin del hambre, de la desigualdad social y el fin de la corrupción; una especie de Nuestro Señor Jesucristo, que vendrá y en siete días creará otro México, uno donde todo sea como en el cielo, o por lo menos el jardín del edén. 
 
Para la otra parte de la población no lo es, y no lo es porque simplemente ni el señor, ni su circulo cerrado de la confianza son émulos divinos; ayer por ejemplo doña Olga Sánchez Cordero, la próxima Secretaria de Gobernación de llegar AMLO, en una entrevista que dio en el café de La Parroquia, habló de muchísimas cosas algunas muy interesantes, una ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, tendrá mucho más discurso que por ejemplo Manuel Huerta; sin embargo ella mostró su lado terrenal, no menos terrenal incluso que el de Huerta Ladrón de Guevara.
 
Esto ocurre cuando hablando de la suspensión las pensiones de los ex presidentes, propuesta por AMLO, un reportero le pregunta a Sánchez Cordero, sobre la propuesta de suspensión a las pensiones de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y ella en un arranque puramente terrenal dijo que ¡No!, que a los ministros no, porque ellos lo usan para vivir, ¡De eso yo me mantengo! Señaló; esto no es malo, por supuesto que todos tenemos derecho a una pensión digna; y como ella misma lo dijo, el trabajo de los ministros es muy pesado; por supuesto y yo misma estoy de acuerdo en que ella, que todos los ministros la cobren y la cobren bien a su retiro; su preparación, su dedicación y sus años de servicio lo valen, no sería justo por ejemplo, que el monto de la pensión de una vendedora de maquillaje de una tienda departamental, fuera el mismo que el de una Ministra de la SCJN, no es ni el mismo nivel de preparación, ni el mismo nivel de responsabilidad, son cosas diferentes. 
 
Pero yo me pregunto para la militancia de  Morena ¿Qué es un privilegio y que no lo es? ¿A quién si y a quién no? Porque suspender la pensión de los expresidentes y no suspender la del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; o sea que si se debe suspender la pensión del jefe del poder ejecutivo, pero no se debe suspender la del jefe del poder judicial, esto no suena a igualdad, ¿O si? Y aunque doña Olga Sánchez Cordero refirió las diferencias entre una pensión y la otra, una es por decreto y la otra es constitucional, eso para el pueblo no significa nada. 
 
Según nota de Lulú López, para el portal de Aldo Flores, doña Olga se embolsó desde 2015 año de su retiro, seis millones 208 mil 296 pesos, ya que en Acuerdo General del Pleno 11/2003, se estableció que las pensiones de los integrantes de la Corte serán vitalicias: el equivalente al 100 por ciento, durante los dos primeros años de retiro, y del 80 por ciento el resto de su vida;  eso entre otras menudencias que también reciben como apoyos en gastos de alimentación, seguro de gastos médicos mayores, y una pandilla de asistentes pagados por la propia SCJN, vehículos y servicio de escoltas. 
 
Así que vamos como doña Olga haciendo estudios de que si y que no, porque en definitiva si ya vimos que en España si se pudo, nosotros por lo menos tenemos la obligación de alzar la voz, ¿no les parece queridos míos? Empezamos semana. 
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @Elsbeth_Lenz @Elsbeth_Lenz 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.