Asesinos de papel

Asesinos de papel

Si Veracruz fuera una telenovela estaría interesantísima y estaríamos siguiendo los pormenores de la misma hasta con avances. El rating estaría siendo medido pulcramente y cada que se pusiera un poco aburrida ¡Zaz! Los editores se sacarían de la nada un nuevo preso.

El caso de Xóchitl Tress Rodríguez ha tenido una repercusión inusitada en las redes sociales aunque ha dejado un tufillo rasposo en los medios de comunicación. Se sabe que la nota es Xóchitl y ni modo, hay que atender el tema pues supuestamente habría sido objeto de múltiples beneficios por parte de Javier Duarte aunque los televidentes se debaten entre señalarla por sus relaciones personales o por sus probables delitos tipificados. Pero aunque la nota es Xóchitl sé de editores de medios de comunicación que esperan ansiosos que haya algún otro tipo de noticia más relevante para sustituir de una vez por todas las ocho columnas de novela rosa.

Diversos y numerosos usuarios de redes sociales se han quejado del tratamiento obsceno y publicitario que se le ha dado a la detención de quien hasta han llamado “La Viuda alegre”. Esos perfiles, por cierto, por lo regular son de personas centradas, que tienen un criterio fiable, educados y que utilizan las redes sociales para comunicarse y no solo para tirar la bilis acumulada. Los ‘otros’ son en su inmensa mayoría perfiles ignorados, de dudosa reputación, bots y trolls pagados para generar el ruido mediático.

Ese ruido, desafortunadamente ha alcanzado relaciones personales y se ha brincado de los juzgados a la exhibición de vidas, filias, fobias o relaciones. ¿Qué demonios importa que X o Y chica haya sido amante de alguien? ¿Qué diantres importa que haya reinis? ¿Cuál es el apetito voraz por comerse a periodicazos a mujeres que supuestamente entregaron sus juventudes a cambio de prebendas? Finalmente en este ingrato mundo de la política gubernamental veracruzana todos llegan a los puestos políticos a cambio de algo. No hay exámenes de admisión, y la amistad o la complicidad son casi siempre la divisa para encumbrarse.

En ese ánimo de ser asesinos de papel, se han manchado, embarrado, escupido y vomitado nombres de mujeres que podrán ser lo que Usted quiera, podrán ser corruptas, podrán haber malversado fondos, podrán haber sido vulgares ladronas o lo que usted guste… pero que pese a ello, con quien hayan querido acostarse no debería ser el centro de su crítica. Regodearse en la prolífica cauda de epítetos y adjetivos destinados a las mujeres es, por decir lo menos, lamentable.

Puedo apostarle que Usted mismo bien querido lector lectora, habrá sido en algún momento víctima de algún comentario injusto, hiriente y mentiroso, y sabe cómo se puede afectar una vida o a familias enteras… y si los comentarios no fueron mentiras, pues últimamente, cada quien puede hacer con su trasero un papalote.

Dejemos la crítica ligera, los chismes de telenovela y centrémonos en lo importante. No es tiempo de distraerse, lo importante es la situación económica de Veracruz, la inseguridad, las concesiones renovadas del Libramiento Plan del Río o la del Relleno Sanitario de Xalapa, la licuadora de Finanzas, la falta de pago a proveedores, la devolución de lo robado y tantos temas más que son torales para la vida de los veracruzanos.

Si a Xóchitl Tress le comprueban los delitos tipificados de malversación de fondos en Espacios Educativos, que pague conforme a derecho… pero el juicio social no debe incluir sus relaciones personales.

@atticuss1910
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.