2016 y 2017; calistenia electoral veracruzana para el 2018

2016 y 2017; calistenia electoral veracruzana para el 2018

Veracruz ha quemado grasa los últimos años con la continua calistenia electoral. El propio Consejero Presidente del Organismo Público Local Electoral de Veracruz (OPLE), José Alejandro Bonilla Bonilla, comenta que “El estado de Veracruz es el único estado en el país donde vamos a tener tres elecciones consecutivas: 2016 cuando votamos para gobernador y diputados; 2017 que votamos para ayuntamientos; y 2018 en que nuevamente vamos a votar por gobernador y diputados”.

Eso, por sí mismo, es más trabajo electoral del que haya tenido cualquier otro estado en México. Pero lo que vuelve inédito y destacable el 2018 en cuanto al tema electoral, es que aparte de la elección para gobernador y diputados locales, así como la presidencial, de senadores y diputados federales, habría que adicionar el factor de las elecciones extraordinarias en los tres municipios donde se repetirán los comicios (Sayula de Alemán, Camarón de Tejeda y Emiliano Zapata). En dichos municipios los habitantes vivirán una escalofriante cantidad de cuatro elecciones en tan solo tres años.

El reto, por tanto, es mayúsculo para el OPLE y para el Instituto Nacional Electoral. Reto que, por cierto, es posible pues no es de todos conocidos los alcances que han logrado las autoridades electorales de Veracruz, que se han convertido en referencia nacional y modelo a seguir por el INE y los demás organismos públicos locales del país.

El liderazgo ejercido con tersura y diligencia por parte de Bonilla Bonilla, ha derivado en la prolífica creación de consensos con los demás consejeros. Tania Vázquez, Eva Barrientos, Vázquez Barajas, Julia Hernández, Iván Tenorio y Castro Bernabé, junto a Bonilla, han conseguido logros importantes como garantizar la equidad de género al cimentar un sistema de bloques para la distribución de candidaturas que ya ha sido replicado en otros estados del país. Pero no solo eso, el Conteo Rápido -que tanta certeza dio en la elección 2016- también ha sido replicado y utilizado en otras latitudes.

Esos logros y terminar con éxito las elecciones 2016 y 2017, no podrían haberse conseguido de no ser el árbitro electoral un verdadero órgano autónomo, mientras que la ciudadanía puede tener la tranquilidad de saber que todos los consejeros fueron designados por el INE y no por autoridades estatales, pero sobre todo, que los elegidos fueron los mejores, hombres y mujeres que pasaron severos filtros establecidos por el Instituto.

Hoy Veracruz puede estar tranquilo porque tiene un árbitro electoral capacitado, autónomo, independiente y que es punta de lanza en México por su innovación y capacidad de generar acuerdos.

Nos enfrentaremos los veracruzanos este 2018 a una elección concurrente en la que tendremos que elegir -en un mismo momento- a cinco autoridades diferentes. Presidente, senadores y diputados en el ámbito federal; y gobernador y diputados en el ámbito estatal. La tarea es titánica pues para sacar con éxito la elección 2018 todo deberá marchar como reloj suizo, la capacitación deberá ser copiosa y los sistemas de conteo deberán estar blindados.

No es tarea fácil, pero el árbitro electoral se declara listo para ser imparcial y certero. Será tarea de los ciudadanos, con una abundante participación, el elegir a nuestras autoridades para no sentirnos, al final, robados.

@atticuss1910

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.   

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.