PRI, la derrota no es tragedia; ¿o sí?

PRI, la derrota no es tragedia; ¿o sí?

 

La derrota que sufriera el Partido Revolucionario Institucional en Veracruz no necesariamente se debe de ver como una tragedia. Es una prueba sí, que de ser superada los fortalecerá. Una derrota es la prueba del metal en el crisol, en donde el fuego aumenta para que las impurezas surjan para ser desechadas. A este trabajo se le llama refinar, y una vez que salga la escoria, sólo quedará el metal puro.

Es por ello que no tardan los tránsfugas en manifestarse, como así lo hicieran en el día que le entregaran su constancia de mayoría al gobernador electo, para buscar un lugar en el próximo gobierno; las deslealtades sirven para saber en quién nunca se debió confiar.

Pero al mismo tiempo la derrota sirve para que los priistas entiendan dónde están sus fortalezas y dónde sus debilidades. Dentro de las debilidades es importante reconocer que muchos líderes que se dice aportan votos al partido ya han quedado rebasados. El caso más próximo es el de Juan Nicolás Callejas Arroyo. El Día del Maestro el magisterio veracruzano dio muestras de que ya no se deja mangonear por un cacique que sólo ha buscado provecho para él y para los suyos. Los maestros le gritaron al gobernador, le mostraron su repudio, dando una advertencia de lo que habría de suceder 20 días después.

El voto del magisterio fue paran dar la victoria Miguel Ángel Yunes y para fortalecer a Morena como segunda fuerza política en el estado. ¿Dónde estuvieron los miles de votos de los agremiados a la Sección 32? Ni siquiera alcanzaron para que Patricia Peña, pupila de Juan Nicolás Callejas, pudiera llegar como plurinominal al Congreso del estado.

Otra lección que se debe aprovechar de esta derrota es entender que ya no se puede ganar una elección a como dé lugar. No basta sólo el dinero y la estructura, no basta sólo un buen candidato como lo fue Héctor Yunes, hace falta cuidar al gobernante en turno, para que sus antecedentes no sean causa de repudio como sucedió en esta ocasión. El Congreso saliente es muy responsable del desastre que sucedió en Veracruz. Los legisladores nunca pusieron un alto al codicioso gobernador, quien endeudaba y endeudaba cada vez más al estado, sin que se viera el provecho de ese endeudamiento. ¿Quién comandaba a esos legisladores priistas mayoritarios? Otra vez, Juan Nicolás Callejas.

Otro punto que queda claro es que las guerras sucias no sólo enlodan al que las recibe, sino que también enlodan al que las dirige. Las redes sociales, medio primordial que se utilizó para la guerra sucia, es una espada de dos filos. Bien pueden mostrar la iniquidad del sujeto señalado, como la impiedad del sujeto que acusa. La guerra sucia llegó a un límite que provocó hartazgo, que termino revirtiéndose; aunque es posible también que el agravio hacia los veracruzanos era tanto, que los electores decidieron votar por quien, como dijera don Quijote, desfaciera dicho agravio. No les importó lo que del candidato opositor dijeran, lo que querían es que ese candidato tuviera oportunidad de cumplir su palabra de meter a la cárcel a los que tanto daño hicieron a Veracruz.

Si los priistas no entienden estos puntos básicos, entonces su derrota si deberá considerarse una tragedia.

Postdata 1: Juan Carlos Molina no se detiene en lamentaciones

Uno que sí entendió que la derrota no es el fin, es Juan Carlos Molina Palacios, líder de la Confederación Nacional Campesina en Veracruz. Cabe señalar que Molina Palacios, a diferencia de otros líderes (¡otra vez Callejas!) sí aportó para la campaña de Héctor. Molina Palacios fue el que organizó los mejores eventos en la campaña de Yunes Landa. Esto a pesar de que a la CNC le dieran el lugar 6 en la lista de diputaciones plurinominales. Sin quedarse en lamentaciones que no llevan a nada, el líder de la CNC, Juan Carlos Molina, gestionó para que la SAGARPA destinara 300 millones de pesos para siembra de 150 mil hectáreas de maíz. Asimismo inició un programa de apoyo a los ciudadanos, quienes tendrán carne a bajo costo, un programa que será permanente y que recorrerá todo el estado.

Armando Ortiz

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.