La primera epístola del apóstol César del Ángel

La primera epístola del apóstol César del Ángel

El líder de los 400 pueblos, el señor César del Ángel cree que la justicia institucional es un asunto entre particulares. Este sujeto, quien fue uno de los consentidos de los sexenios de Fidel Herrera y Javier Duarte, se ocupó de extorsionar con sus manifestaciones a la ciudadanía, al tiempo que se vendía al mejor postor articulándose como un grupo de choque. En las dos elecciones en que participó Miguel Ángel Yunes Linares los 400 pueblos fueron contratados para acosar de manera muy burda y obscena al hoy gobernador. Pero también acosaron a periodistas y a líderes sociales, así como entre los miembros del mismo clan. Una de las últimas afrentas, que resultó un delito flagrante, fue la agresión que sufrieran los líderes panistas Ricardo Anaya y Santiago Creel, así como el mismo Yunes Linares. La agresión está grabada en video, los proyectiles que usaron en contra de la comitiva panista fueron lanzados de manera criminal. Hoy César del Ángel se dice perseguido, hoy César del Ángel se olvida de los agravios y de sus delitos, entre los que destacan abuso de menores y abuso contra personas de la tercera edad, así como motín y daño a propiedad privada en el caso de algunos periodistas. Hoy César del Ángel, como el apóstol Pablo, manda una epístola para pedir y para amagar. Como si la justicia institucional fuera un asunto entre particulares.

¿Qué pide el apóstol César del Ángel en su primera epístola?

César del Ángel, líder de los 400 pueblos se dice perseguido, como perseguidos dice también son sus campesinos. Es por ello que se ofrece como un sacrificio propiciatorio a favor de ellos. El líder de los 400 pueblos dice que si cesa la persecución en contra de sus campesinos él se entregará voluntariamente para entrar al penal de Pacho Viejo. Dice César del Ángel que está enterado que vienen nuevas denuncias en su contra y contra los líderes de los 400 pueblos. El viejo líder aduce que esas denuncias se deben a que él interpuso ante la Procuraduría General de la República una denuncia en contra de Miguel Ángel Yunes Linares y de algunos de sus allegados por enriquecimiento ilícito. El viejo líder propone lo que parece ser un amago, si el gobernador desiste de esas denuncias, él también va a desistir de su denuncia ante la PGR. ¿Pero qué se cree César del Ángel? El cree que la justicia es su rehén y que puede pactar un “quid pro quo” (doy para que me des) con el gobernador. Cree que puede amagar, cree que tiene con que negociar y a verdad no tiene nada con que negociar. Porque por si no lo sabe el sindicato de la Sección 32 y los mismos diputados federales tienen denunciado a Yunes Linares por el mismo asunto y nada de eso ha progresado. Una pregunta: ¿Y por qué no sale con sus encuerados a la calle, como lo hacía antes?

La CEAPP cree que acciones son resultados; sólo sirven para mandar coronas a los funerales

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas dirime en los medios sus diferencias con la diputada Maryjose Gamboa. Sin más detalles que su palabra, el secretario de esta comisión la tacha de mentirosa y falta de ética tan sólo porque la diputada ha estado encima de ellos en el tema de la eficiencia de esta comisión, así como de su pertinencia. A manera de defensa el secretario de la CEAPP descalifica a diputada, que es presidenta de la Comisión de Atención a Periodistas, al tiempo que enumera una serie de acciones que han realizado en la CEAPP. Para empezar, presume el ahorro que le han hecho al gobierno del estado y después las acciones: “En lo que va de 2017 nos han solicitado 119 asesorías jurídicas y presentado 18 demandas laborales, además 33 denuncias penales y se ha tramitado un amparo”. No pues muy trabajadores los comisionados, la presidenta y el secretario. Pero valdría preguntar si esas acciones han tenido resultados. Porque un pescador puede presumir que ha tirado cien veces sus redes al mar, pero sólo ha pescado unos cuantos charales y una que otra placa de auto. Ese no es buen pescador. La CEAPP está en un campo de tiro al blanco y ha disparado muchos cartuchos, pero ha pocos blancos le ha dado. La verdad ya lo dijimos antes, los comisionados de la CEAPP sólo sirven para mandar coronas a los funerales de los periodistas muertos, hacer cursitos y cobrar su sueldo. Armando Ortiz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.