¿Te duele pero… te gusta?

¿Te duele pero… te gusta?

 

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de febrero (Al Momento Noticias).- Muchachas, como ya lo hemos hablado en otras ocasiones, existen quienes gustan de las cosas grandes. Ya saben si se trata de pizza piden la familiar; si se trata refresco quieren el de tres litros; si se trata de cerveza quieren la cubeta, en fin les gustan las cosas grandes.

Muchachas del mundo,  así como somos responsables de nuestros gustos culposos, también tenemos que enfrentar las consecuencias de nuestros excesos.

Así que estas son las cuatro consecuencias que sufren las personas que cuando se trata de sexo, gustan de los penes grandes. ¿Te identificas?

 

 

Desgarre vaginal

Sabes que tu chico goza de un miembro grande y lo dejas entrar antes de que tu estés más que perfectamente lubricada: Pecado.

Regla de oro: Asegúrate, pero en verdad asegúrate, de que estás lo suficientemente lubricada como para que las paredes de tu zona íntima no se rasguen. Si crees que no estás lista pídele un pre más largo, ya sabes, más besos, más caricias. Una vez hecho esto, no te confíes y pídele que te penetre lentamente.

Sangrado intermenstrual


Termina la visita de Andrés puntualmente como cada 28 días. Obvio es momento de estrenar tu falda blanca que no habías podido usar #PorqueTeCallóLaMaldición. Y ¿cuál es tu sorpresa? Pues que estás a punto de iniciar el nuevo periodo menstrual y no has dejado de tener pequeños sangrados.

Aunque no necesariamente es tu chico la razón, en muchas ocasiones sí suele suceder que al tener relaciones con un chico con miembro grande las paredes de tu vagina pueden sufrir pequeños desgarres internos que continúan sangrando.

Regla de oro: Pídele que tenga cuidado contigo. Tal vez es muy placentero para él tener relaciones sexuales vigorosas, incluso para ti, pero si te lastima debes decirlo.

Dolor

Te levantas temprano porque necesitas ir al baño. ¿Conoces aquella frase: “Caminas como charrito”? ¿Te describe?

Exacto. Todas aquellas que hemos perdido la virginidad un par de veces, comprenderemos a la perfección lo que viven las chicas con un novio con pene grande cada vez que hacen el amor.

Regla de oro: Que te digo. Excepto que hacerlo despacio, con cuidado. Aquí no hay más opción que practicar y practicar hasta que te acostumbres.

Irritación

Lo más doloroso después de tener la sexualidad con el amor de tu vida es ir a hacer pipi.

Te levantas de la cama y te diriges al baño. En cuanto te acercas al WC sabes que pasará un largo rato antes de que te atrevas a sentarte.

La irritación que provoca el roce del pene en tu vagina es normal, pero con un pene tamaño jumbo, obvio la sensación es más intensa y puede hacerte daño.

Regla de oro: Consigue un lubricante y, ni modo, cuando sientas que ya no puedes, solo arroja la toalla y toma un descanso.

Chicas, recuerden que un chico sabe que la naturaleza lo dotó con un pene especial, así que no teman hablar con su pareja acerca de los riesgos que corren teniendo la sexualidad con alguien súper dotado. Aquí la comunicación es muy importante y no se preocupen que poco a poco se irán acoplando como pareja, en todos los aspectos de la relación.

AMN.MX/tv