“La iglesia puede sanar divisiones”, dicen los Científicos Cristianos en la Asamblea Anual

“La iglesia puede sanar divisiones”, dicen los Científicos Cristianos en la Asamblea Anual

Dados los desafíos inminentes que enfrenta el mundo —conflictos, corrupción, crisis climática, costos de salud— en la Asamblea Anual de su iglesia en Boston, los Científicos Cristianos reafirmaron su fe en que el mundo necesita más que nada las cosas del Espíritu.

Los miembros de la iglesia indicaron su compromiso en demostrar “la fiabilidad de la curación cristiana práctica”. Una de las experiencias compartidas fue la curación de cáncer por un ex piloto militar. “Como piloto, te acostumbras a volver las situaciones a Dios”, dijo. “Sentí el amor de Dios —su calidez. Mi conjunto de habilidades era confiar en Dios, no ser un paciente de cáncer”. La curación se confirmó en los exámenes de seguimiento realizados por médicos de la Administración de Veteranos de los Estados Unidos.

Las autoridades de la iglesia informaron que la iglesia es financieramente fuerte, y en medio de una remodelación significativa de La Iglesia Madre en Boston, donde la iglesia tiene su sede. El nuevo presidente de la iglesia, Fabián Smara, de Argentina, presidió la reunión. Los lectores recién elegidos, quienes dirigen los servicios religiosos en la Iglesia en Boston, son de Nigeria y de los Estados Unidos. La Iglesia de Cristo, Científico tiene filiales en unos 70 países, y los miembros alrededor del mundo participaron observando la transmisión en vivo de la reunión en iglesias locales, salas de lectura de la Ciencia Cristiana o desde sus hogares.

Kevin E. Ness es el gerente de los Comités de Publicación para la Ciencia Cristiana para la Iglesia Madre, La Primera Iglesia de Cristo, Científico, en Boston, Massachusetts. México tiene iglesias y sociedades locales de la Ciencia Cristiana en diferentes ciudades.

Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana, México

 

 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.