En ‘operativo exitoso’ la policía de #Veracruz ejecutó a niña de 11 años y su abuelo

En ‘operativo exitoso’ la policía de #Veracruz ejecutó a niña de 11 años y su abuelo

Con todo y ‘transformaciones’ las cosas siguen siendo como siempre: la policía hace ejecuciones extrajudiciales o desapariciones forzadas y el gobierno en turno busca encubrir el delito, no hay ningún cambio alguno con Cuitláhuac García, la ciudadanía de Veracruz sigue estando expuesta a la inseguridad, tanto la que proviene del crimen organizado como la que viene de las policías...revisen el comentario de Andrés Timoteo en su columna Texto Irreverente, sobre el trágico hecho ocurrido el pasado nueve de enero: “Pues no fue una confusión ni un “operativo fallido” el ocurrido en Tepetzintla, poblado de Atzalan sino una ‘ejecución’ extrajudicial perpetrada por efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado. La niña perecida, de nombre María Magdalena y con once años, no era una sicaria al servicio del crimen organizado. Tampoco su abuelo, don Berllarmino, como aseguró el gobernante en turno, Cuitláhuac García. Ambos, nieta y abuelo, estaban en su hogar donde irrumpieron los policías y los mataron a tiros. A la niña hasta le dieron el “tiro de gracia”, ¿por qué esa sevicia?, ¿acaso la niña se iba a levantar ya derribada por las balas y los iba a agredir?, ¿o pensaron que los iba a demandar cuando vinieran las pesquisas? Es un absurdo por donde quiera que se le vea. Testigos y sobrevivientes fueron la abuela y otra niña más pequeña. La anciana no se ha quedado callada pese a los amagos y ha denunciado el asesinato de su esposo y de su nieta. Se sabe, por ejemplo, que personal de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Dirección de Política Regional -dependiente de la Secretaría de Gobierno- la han presionado para que guarde silencio y no acuse a los agentes policíacos. La maniobra busca contener las acusaciones y ‘cuadrar’ testimonios para que la versión dada por García Jiménez de que fue “operativo exitoso” contra la delincuencia en el que fueron abatidos “un hombre y una mujer” -su indolencia es tanta que ni siquiera se digna a reconocer que fue una menor de edad- sea la única línea para indagar por la Fiscalía General. Por eso mismo, la encargada de ésta, Verónica Hernández, ha guardado un silencio cómplice en estos días pese a que el crimen es de extrema gravedad”