Prometer no empobrece

Prometer no empobrece
Tenemos un problema muy grave de inseguridad en todo el Estado de Veracruz, realmente complicado, podría decir que todo México está igual, pero eso es pegarle a la misma retórica;  la verdad que yo vivo aquí, me aboco a lo inmediato y les digo analizando muy por encima el problema, la delincuencia no terminará pronto, basta con ver el problema social y el rezago educativo que tiene nuestro país para saberlo; hasta hoy no hay ser humano que por arte de magia desaparezca la delincuencia de la noche a la mañana, no es humanamente posible, el problema hay que atacarlo de raíz con educación, con oportunidades, con cultura. 
 
¡Si señores!,  yo viví la campaña que llevó al Gobierno Estatal a Cuitláhuac García Jiménez, exactamente igual que viví la campaña de Miguel Ángel Yunes Linares, y con estas orejitas y estos ojitos, que algún día se comerán los gusanos, escuché y vi como don Miguel Yunes Linares, muy puntualmente le llevó una carpeta inmensa a la compañera Claudia Montero, en una entrevista de Al Calor Político, en la cual dijo tener todo, para acabar con la violencia en 6 meses, ¡Yo se como hacerlo!, dijo uy seguro,  la gente esperanzada le creyó y votó por él, yo sabía que eso no pasaría.
 
Lamentablemente esto no ocurrió, Yunes Linares no acabó con la violencia en 6 meses, esta continuó, si bien es cierto que no se incrementó al final del primer año, no cumplió con su promesa, simple y llanamente porque esto era algo imposible de cumplir; ni Miguel Ángel Yunes Linares con ese temperamento y esa disciplina que siempre lo ha caracterizado pudo, ni en 6 meses, ni en 12, ni en 24 meses tampoco; durante el periodo del Gobernador Yunes los índices delictivos subían uno, dos puntos, bajaban uno o dos y nada, las cosas ni mejor, ni peor simplemente igual de mal; no es culpa de Yunes Linares, el pudo haber tenido la mejor de las intenciones, sin embargo la delincuencia sobrepasó sus capacidades y las de su equipo.
 
Cuitláhuac García hizo una campaña atípica, fue de puerta en puerta, a pie y discreta, ganó porque la gente se hartó de las promesas incumplidas, se hartó de los modos, de las políticas y de todo lo rancio, y votó por un cambio, mucha gente decía ¡Yo ya quiero que roben otros!, pues bien señores apechuguemos, no digo que dejemos que nos roben otros, digo que para nadie era un secreto, que el vecino de la Progreso, ni es, ni fue, ni será una deidad milagrosa. 
 
No queridos míos, don Cuic no trae una varita mágica, ni es un Dios para solucionar y dar consuelo a todos los problemas sociales del Estado de Veracruz en tres meses; don Cuic es un chavo ruco con buenas intenciones, ciertas capacidades, que se sacó la rifa del tigre y que hará su mejor esfuerzo, ahora señores, que ese esfuerzo sea suficiente, no lo sabemos, habrá que hacerle montón y ayudarlo porque aquí vivimos; me queda claro que el Gobernador tiene sus obligaciones, esas que juró cumplir el 1º de diciembre y que deberá hacer todo lo que le sea posible para llevarlas a cabo, pero de eso a llevarnos de la mano al Jardín del Edén en 6 meses, eso no pasará.
 
¿Qué sigue señores?, pues no queda más que apechugar la curva de aprendizaje, observar, lo observable; denunciar, lo denunciable y presionar para que los funcionarios estén a tono con todo lo que predican, ese rollo de honestidad, transparencia y demás.
 
Cosas de la vida y menudencias 
 
Han notado que el estilo y la personalidad de Cuitláhuac García Jiménez, no es como el de don Miguel Aleman o el de don Fernando Gutierrez Barrios, su estilo es diferente y no lo va a cambiar; el hombre es informal, de pocas palabras como buen ingeniero, de trato seco, se cierra y aún no se le curte la piel; así que vayamos acostumbrándonos, porque el pueblo votó por él, no por un mix de estilo, glamour, circunstancia y oficio político. 
 
En estos momentos, ya vendría haciendo falta que el Gobierno Estatal, implementara una buena estrategia de relaciones públicas y comunicación, con la finalidad de hacerse escuchar en todos los niveles sociales; si bien es verdad que ganó por las clases menos privilegiadas, también gobierna a los empresarios, a los burócratas, a los médicos, a los contadores, arquitectos, académicos y demás; así que comunicar las acciones de gobierno a los demás grupos, vendría siendo ya necesario; un chat en el que se mandan boletines y fotografías, no es una estrategia, la comunicación debe ser en las dos direcciones, de lo contrario se vuelve monólogo y uno baja la cortina, el emisor sigue su perorata, y ni se entera que ya nadie está recibiendo su mensaje.
 
Seguramente en un año empezaremos a notar resultados, los cambios siempre son difíciles la gente es renuente, pero sería necesario saber que es lo que está sobre ruedas, para tener certeza, ¡Señores mata más la duda que el desengaño!, así que si el titular de Comunicación Social, quiere empezar a proyectarse para algún puesto de elección popular, adelante, no será ni el primero ni el último, pero antes que eche a andar esa estrategia,  todo el estado está esperando para saber sobre que ejes vamos andando, de lo único que nos enteramos es de “La increíble y triste historia de el cándido Jorge y su Gobierno Desalmado. 
 
Pues bien queridos míos así esto, nos leemos mañana. 
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz 

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.