Tlacotalpan

Tlacotalpan
Queridos míos, como muchos de ustedes sabrán, tengo el orgullo tener una madre nacida en Tlacotalpan, ella y mi tía Lucía siempre me inculcaron el amor y el arraigo, por tan hermoso lugar; yo tuve la buena fortuna de pasar mis primeros tres años en Tlacotalpan, así que los marquesotes, la sopa borracha, los dulces de las Carvajal, los mostachones de Lety Alavez, la panadería de los Cazarín, los antojitos de María Cobos, las tortitas de tismiche y todas las delicias que se cocinan solo ahí, son la gloria para mi; por supuesto que caminar por el parque, entrar a rezar a la Capilla, las cabecitas de perro y el popo de los domingos me ponen de muy buen humor.
 
Tlacotalpan es un lugar maravilloso, detenido en algún lugar en el tiempo fugaz y feliz, basta con llegar y escuchar el rumor del Papaloapan, para sentirse con el cuerpo en paz; ya con el calorcito el alma se conforta, se olvida uno hasta de que vives en un estado tan violento como Veracruz; las fiestas de la Virgen de la Candelaria, cuando fueron del pueblo y para el pueblo siempre una delicia, los soneros más reconocidos, artistas e intelectuales de todo el país, paseaban por las fiestas y todo era felicidad en aquel entonces; hasta que un día el Gordo Duarte las descubrió y las desmadró como todo lo que se le atravesó.
 
Al gordo le dio por pensar con su redonda cabecita, que el pueblo tlacotalpeño era igual de fatuo e inculto que él, ¡Pobre iluso!; raudo y veloz el Gordo habilitó a una prima de Karimita y se dieron a la tarea de transformar las Fiestas de la Candelaria, en el festival de la corrientada y la vulgaridad; llegaba el montón de políticos con sus guayaberas feas en pasarela, a hacer tráfico y estorbar; cantantes como Lupita D’Alessio, Mijares y un chorro de artistas con bailes de música norteña y harta borrachera; la prima rara de Karime contrató por aquellos años a un chorro de artistas que a los cuenqueños, ni fu ni fa, una cosa hórrida; luego con la llegada de Miguel Ángel Yunes Linares, para que hago memoria del fiscal aquel de los perros y los gatos, disfrazado de Juan Garrison, pa’ llorar todo aquello, acabaron con las fiestas, que siempre fueron tan bonitas, como a todo lo que le mete la mano el Gobierno, lo terminaron de desmadrar.
 
Pues bien este puente que acaba de pasar, por tercer año consecutivo, se llevó a cabo el Festival de la Paella, un evento que organiza un ilustre tlacotalpeño don Ángel Abel Muñoz Aguirre, quien viendo la situación en la que se encontraban muchos de los comercios, hoteles, restaurantes y personas de las comunidades, se le ocurrió organizar el festival, con la finalidad de incentivar la economía y devolverle un poco al pueblo, la identidad que nos ha dado. 
 
Este año con muchas ganas participaron 30 equipos con sus paellas, vinieron chefs desde Nayarit, también de Nuevo León, de Xalapa y por supuesto tlacotalpeños. 
 
La dinámica es la siguiente, cada equipo paga su inscripción y el día del evento preparan su paella, para 60 porciones cada uno; los comensales que llegan de toda la república, pagan su platillo y el jurado decide quienes son los ganadores de los primeros tres lugares, durante todo el día en el parque tocan grupos de la talla del Mono Blanco, de Gilberto Gutiérrez; el Quinteto Mocambo y fiesta y diversión todo el día. 
 
Lo recaudado que cada año es más se dona para los cuenqueños en situación difícil, cada año se decide una causa diferente y todos los años han sido un éxito; desde el viernes los hoteles a reventar, los restaurantes llenísimos y todos los vendedores de chácharas hicieron su agosto, ¡Bendito Dios!.
 
Lo mejor de todo esto es que aún no se les ha ocurrido a nadie del gobierno ir a meterle la mano al festival, porque seguro le dan en la madre, como lo hicieron varios años con las Fiestas de la Candelaria.
 
Sería agradable que si en algo quisieran cooperar alguna alma caritativa gubernamental como la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública o el propio Municipio, pusieran un letrero grandotote y fosforiloco en la desviación que va al puente que nos lleva a Tlacotalpan, porque luego se le van las cabras a uno al monte y acaba uno en Lerdo de Tejada y la gasolina no esta como para andar paseando. 
 
Cosas de la vida y menudencias  
 
Las secretarías de Seguridad Pública y la SEDENA recuperaron dos camiones torton, seis semirremolques cisterna para combustible, una caja seca y un Dolly; en un terreno baldío de la localidad Joachín; aunque el fin de semana estuvo de terror en el estado, la SSP sigue luchando por traer la seguridad al estado. 
 
Eduardo Cadena de la SEDARPA, reporta que pagará siete millones 935 mil 336 pesos del Seguro Catastrófico a pequeños productores de maíz de temporal, en los municipios de Zentla, Alto Lucero, Playa Vicente, Minatitlán, José Azueta y Jáltipan; el monto será aportado por PROAGRO y cubre lo correspondiente a cinco mil 290 hectáreas dañadas por una intensa sequía.
 
Ya comienza la Cumbre Tajín queridos míos,  a ver cómo sale en esta ocasión, un evento que ya se ha consolidado a los largo de los años en Veracruz, nos leemos mañana. 
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. @Elsbeth_Lenz www.lapoliticaenrosa.com

Las ideas y opiniones aquí expresadas son responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente reflejan el punto de vista o la línea editorial de Informaver y Arcadeleer. Respetamos y defendemos el derecho a la libre expresión.