Audi Tron, la movilidad del futuro

Audi Tron, la movilidad del futuro

 

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo (Quadratín México).- Audi iniciará la comercialización de su primer vehículo híbrido, el A3 Sportback e-tron, a partir de 2014. A finales de año estará disponible el A3 Sportback g-tron, primer automóvil de gas natural de fabricación en serie de Audi.

Uno de los objetivos de Audi consiste en desarrollar soluciones que permitan un equilibrio entre la movilidad individual y la economía, la ecología y las expectativas de los clientes de la marca. La familia Audi tron compatibiliza estos requisitos; el término e-tron hace referencia a la electrificación del grupo motopropulsor, mientras que g-tron es sinónimo de sistemas de propulsión que funcionan con Audi e-gas sintético y con gas natural.

El gas se almacena en dos depósitos situados bajo el piso del maletero, con una capacidad de unos 7 kg cada uno, y que almacenan el gas a una presión de 200 bares, construidos según un innovador proceso utilizando diferentes capas de distintos materiales que garantizan la máxima resistencia mecánica.

El consumo medio es inferior a los 3,5 kg de gas natural o Audi e-gas cada 100 km, lo que supone unas emisiones de CO2 en el escape de 95 g/km, y un gasto en combustible para el cliente que ronda los 4 euros por cada 100 km recorridos. El Audi A3 Sportback g-tron alcanza una velocidad máxima superior a los 190 km/h, y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 11 segundos.

La competición es el laboratorio ideal para desarrollar nuevas tecnologías, y el campo de pruebas más duro, la carrera de 24 horas de Le Mans. Audi consiguió el año pasado en Sarthe una doble victoria histórica con el R18 e-tron quattro, un vehículo híbrido que deja claro cuál es la potencia que un sistema de propulsión eléctrico puede ofrecer en carretera.

El volante de inercia de esta batería, realizado en CFRP, gira sin fricción en el vacío generado por dos bombas hasta casi 45.000 rpm. Cuando los dos motores eléctricos del eje delantero están activos, el prototipo LMP1 circula con tracción a las cuatro ruedas. El piloto puede ajustar en varios niveles tanto la recuperación de energía como el boost o impulso adicional que generan los motores eléctricos, en función de la táctica de carrera, el estado de los frenos o los neumáticos y el agarre que ofrece la pista.

Audi realizó ya en 2012 un ensayo en Múnich con la primera flota de automóviles de prueba, en el que se recorrieron en total más de 50.000 km. En su segunda fase de desarrollo el Audi A1 e-tron ha ganado en potencia. Su motor eléctrico actúa sobre las ruedas delanteras a través de un engranaje de una sola relación y proporciona una potencia máxima de 85 KW y un par motor máximo de 300 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h dura sólo 9,8 segundos, y la velocidad punta se limita electrónicamente a 130 km/h.

La batería de iones de litio, en forma de T, ofrece una capacidad energética de 13,3 kWh y permite un radio de acción de 50 kilómetros. Se recarga en un enchufe doméstico de 220 V en unas tres horas. Para recorridos más largos el Audi A1 e-tron cuenta con un sistema “range extender” que carga la batería a través de un alternador movido por un compacto y ligero motor Wankel de 34 CV (25 KW) situado en la parte trasera del vehículo, lo que incrementa la autonomía hasta los 250 km.
{youtube}iPyCnMy1td0{/youtube}
QMX/arm