¿Importa el origen de la balas? ¡Carajo, no somos vampiros!

¿Importa el origen de la balas? ¡Carajo, no somos vampiros!

Uno de los mayores insultos para las víctimas de la delincuencia y sus familias, son las sesudas conclusiones a las que llegan las autoridades: estaban en el lugar y el momento equivocados...fue una confusión, pensaron que eran de la banda rival...murieron en medio del fuego cruzado (o sea, por metiches)...las armas que usaron llegaron de los Estados Unidos...hasta donde estamos enterados, los únicos que requieren balas de plata para morir, son los vampiros, de ahí en fuera, todos, pero absolutamente todos, podemos morir con una bala de plomo fabricada en cualquier rincón del mundo, por lo tanto, anunciar con fanfarrias que las armas llegaron del vecino país (como para echarle la bolita a los gringos), en nada resuelve el hecho, tampoco si fue confusión o no, los muertos ahí quedaron... en realidad, tal parafernalia, es una fallida cortina de humo ante la impunidad de los criminales, lo real, es que cualquiera puede matar a otro sin que reciba castigo por el crimen, ese es el punto...si los malosos se graban rolando armados por las calles de cualquier ciudad, si sueltan bala adonde se les antoje, es porque están seguros de algo: no les pasará nada, no hay autoridad que lo impida...por lo tanto, los responsables deben dejar las babosadas para sus juntas de gabinete, de seguro ahí alguien las celebrará, a la ciudadanía le deben dar resultados, detener a los autores de los delitos y dejar de tirar ‘bolas de humo’ para ver si algún despistado les ‘compra’ sus conclusiones