Dos sacerdotes jesuitas son asesinados en Chihuahua

Dos sacerdotes jesuitas son asesinados en Chihuahua
CHIHUAHUA.— La Compañía de Jesús en México denunció el asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campo Morales y Joaquín César Mora Salazar, en el templo de la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, en la sierra de Chihuahua. Los cuerpos de los religiosos fueron sustraídos del lugar.

⇒ Los hechos ocurrieron este lunes 20 de junio, alrededor de las 18:00 horas, cuando un hombre que era perseguido por sujetos armados entró al centro religioso. Ahí, los agresores ultimaron a la víctima, así como de los dos sacerdotes jesuitas.

“Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos del templo por personas armadas. También demandamos que de forma inmediata se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida de nuestros hermanos jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui”, indicó la Compañía de Jesús en un comunicado.



La Compañía de Jesús en México denunció que hechos como estos no son aislados, pues recordó que en la sierra tarahumara, como en muchas regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. Por lo que se solidarizó con las personas que padecen esta situa

“Todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos. Los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”, apuntó.



Por su parte, el sacerdote Hernán Quezada indicó que los jesuitas se encontraban en una reunión en la comunidad, cuando escucharon ruido en el templo, donde fue asesinado un hombre que era perseguido. Consideró que los sacerdotes podrían haber intentado evitar el asesinato y, por ello, también los asesinaron.

“No tenemos sus cuerpos, es una situación muy difícil, un grupo armado se llevó los cuerpos del hombre que asesinaron y los de Javier y de Joaquín, lo cual aumenta el dolor de lo que estamos pasando”, apuntó en entrevista con Radio Fórmula.

Por su parte, el Gobierno de Chihuahua condenó y lamentó los hechos violentos ocurridos. Asimismo, dio a conocer que se activaron los mecanismos de coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional para brindar seguridad a los pobladores del lugar.

AM.MX/dsc