Popocatépetl e Iztaccíhuatl amanecen cubiertos de nieve

Popocatépetl e Iztaccíhuatl amanecen cubiertos de nieve

CIUDAD DE MÉXICO.— Debido al frente frío número 11, durante la madrugada de este jueves se reportó caída de nieve en los volcanes Iztaccíhuatl, Popocatépetl y Nevado de Tolucagenerando postales espectaculares al amanecer. Ante ello, las autoridades del Estado de México alertaron a la población a que se proteja por el descenso de la temperatura.

⇒ En las cimas de los volcanes y en los alrededores se observó nieve, lo que atrajo el interés de muchos habitantes a los que les gusta presenciar esos paisajes, pero las autoridades hicieron recomendaciones a los ciudadanos para no exponerse a algún peligro.

La nieve que se registró en las primeras horas de este jueves fue a 4 mil 200 metros de altura sobre el nivel del mar, informó el titular de la Coordinación de Protección Civil del Estado de México, Adrián Hernández, lo que no representa riesgo para la población. 

La dependencia estatal dio a conocer que por las lluvias y la caída de nieve fue cerrado el acceso al Nevado de Toluca para evitar algún tipo de riesgo a los visitantes que acuden a esa zona. Personal de la Protectora de Bosques realizó un recorrido por esa área y por seguridad determinó restringir el paso de los turistas.

“Estamos listos para el tema del frente frío y para la temporada invernal que empieza a partir del 15 de diciembre, estamos en contacto y comunicación con las unidades municipales de Protección Civil para de ser necesario instalar los albergues que se requieran de los 517 que hay en todo el estado”, indicó.

Hasta el momento ninguno de los refugios que hay distribuidos en todo el territorio mexiquense se ha habilitado para recibir a familias que viven en zonas vulnerables por las bajas temperaturas porque realmente el frío apenas se empezó a sentir en las últimas horas.

Derivada del frente frío número 11 que se hace presente al norte de México, desde este miércoles, en la zona alta del Valle de Toluca comenzó a llover con un descenso importante en la temperatura y rachas de viento considerables, lo que permitió la formación de este fenómeno natural en la montaña mexiquense.

AM.MX/dsc