Fallece el periodista Marco Aurelio Carballo

Fallece el periodista Marco Aurelio Carballo

 

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de agosto (Al Momento Noticias).- Este sábado falleció el periodista Marco Aurelio Carballo López, tras una larga batalla contra el cáncer.

El también escritor recibió premios como el Nacional de Periodismo en 1997 en la categoría de Entrevista, así como el José Pagés Llergo 1998 en el género de Crónica.

Fue reportero de el periódico Excélsior y se desempeñó como jefe de información de la revista Época y del diario Unomásuno.

el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), infofmó: “Lamentamos el fallecimiento del periodista Marco Aurelio Carballo. Enviamos nuestro pésame a familiares y amigos”.

Homenaje

La semana pasada un grupo de amigos periodistas y comunicadores celebraron a Carballo López, 50 años de amistad, trabajo periodístico y literario.

En el homenaje se dijo que por muy buen reportero que se presuma ser, es difícil sintetizar en un homenaje-anuncio la vida prolífica de quien dedicó 50 años de vida al periodismo y a la literatura. Todos los días de todos esos años comprometido con ambas actividades en sus distintas facetas; en el reporteo, es decir la recuperación de datos para cualquiera de los géneros del periodismo (noticia, entrevista, crónica, artículo de opinión y reportaje) o a la lectura y la escritura para enriquecer la capacidad de narrar, novelar propio de quien aspira al grado superior de “escritor”.

Marco Aurelio Carballo (Tapachula 1943-) ha sido y ha ejercido exitosamente ambos oficios. No lo dice él,  ni siquiera sus editores, sino sus pares y una gran cantidad de discípulos, empezando por su propia esposa, Patricia Zama, a quien conquistó en buena lid y con quien comparte la alegría de dos hijos, Mario y Bruno. El homenaje y anuncio de la próxima edición de un libro que reúna sus “turbo-crónicas”, tuvo lugar en el patio del hotel Geneve, en la antigua Zona Rosa.

Compañeros periodistas de esa antigüedad, así como admiradores, amigos y su familia directa, estuvieron presentes en este acto, en el que el escritor y periodista, David Martín del Campo, moderó las intervenciones de Rafael Cardona, René Avilés Favila, David Siller, Mónica Lavín, Cuauhtémoc (su compañero de la prepa) y la propia Zama. Ausente MAC, pero presente gracias a la transmisión vía internet del homenaje, en el que estuvieron presentes dos glorías de la fotografía nacional, Aarón Sánchez y Pedro Valtierra, aparte de muchos periodistas y escritores.

David Martín del Campo y René Avilés Fabila, David Siller y Mónica Lavín, así como el periodista Rafael Cardona Sandoval, hablaron de su obra literaria, comenzando por su primer libro de relatos “La Tarde Anaranjada”.

Posteriormente, se refirieron a otros de sus libros de relatos y ocho novelas: “Polvos Ardientes de la Segunda Calle” (1990), “Crónica de Novela” (1992), “Mujeriego” (1996), “Vida Real del Artista Inútil” (1999), “Muñequita de Barrio” (1999), “Diario de un Amor Intenso” (2000), “Morir de Periodismo” (2008) y “Ultimas Noticias” (2010). Con la publicación de “Novios en la Barra y Otras Miniturbocrónicas” (2003), así como de “Mamá Estaba Loca y Otras Turbocrónicas” (2004) y de “Soconusquenses. Crónicas y Semblanza” (2008).

En su reciente libro es “Morir de Periodismo”, bajo el sello Axial-Tinta Nueva, relata, desde su óptica personal, el génesis del periódico unomásuno.

Rafael Cardona señaló que con pretexto de sus primeros 50 años de actividad profesional como reportero y narrador, “los amigos de Marco Aurelio Carballo (MAC) nos reunimos para recordar los buenos tiempos y revisar los textos de su futuro compendio de crónicas recopiladas por Patricia Zama y de pronta edición posiblemente por la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Algunos de los amigos de MAC viven fuera del país. Ellos se han querido sumar al homenaje y me permito en esta columna insertar (editados por motivos de espacio) sus mensajes. Uno de ellos el de Raúl Pérez López Portillo, desde Madrid, y el otro del embajador mexicano en Rumania, Agustín Gutiérrez Canet”.

Por su parte, René Avilés Fabila comentó que Marco Aurelio Carballo, “a quien conocí cuando él se formaba como reportero en el Excélsior del polémico Julio Scherer, donde yo ocasionalmente publicaba algún material cultural, solía preguntarme sobre mi formación literaria. Deseaba ser literato y en esos años pocos o nadie hablaba del nuevo periodismo, la sana y natural mezcla del periodismo y la literatura. Nos fuimos haciendo grandes amigos. La salida de Scherer alteró el rumbo de muchos diaristas. Unos cuantos lo siguieron para formar Proceso, la mayoría buscó en otros espacios. El grueso de los grandes reporteros caminaron con Manuel Becerra Acosta para fundar un periódico brillante e inteligente: el unomásuno. Entre los 33 que lo constituyeron quedé yo, sostenido sobre todo por la amistad de Marco Aurelio Carballo. Allí estuvimos algunos años, no muchos”.

En el evento estuvieron Abelardo Martín Miranda, coordinador de Comunicación Social de la Secretaría de Agricultura, Víctor Avilés, de la Secretaría de Energía, René Hernández Cueto, de la PGR, Ignacio Durán, de Pemex, así como los columnistas Francisco Cárdenas Cruz, Raymundo Riva Palacio, Humberto Musacchio y Elías Chávez, y los cronistas Miguel Reyes Razo y Roberto Vizcaíno y las publirrelacionistas Wendy Coss y León y Perla Xóchitl Orozco.

Otros reporteros que acudieron al evento, todos ellos amigos de Marco Aurelio Carballo, fueron Guillermo Mora Tavares, Federico Gómez Pombo, Salvador Estrada, José Martínez, Fernando Belmont Acero, Roberto Fuentes Vivar, Ella Grajeda, Joaquín Álvarez, Federico Enríquez y José Luis Meza, entre otros, así como el legislador chiapaneco Sami David David y la esposa de otro periodista chiapaneco, Alberto Carbot, además de los destacadísimos fotógrafos Pedro Valtierra y Aarón Sánchez.

Actualmente Marco Aurelio Carballo es colaborador de los semanarios Siempre! y Punto y aparte, de Xalapa, de las revistas mensuales El Búho y Gente Sur, y de los diarios La Prensa, del Distrito Federal, Diario del Sur, de Tapachula, y de El Heraldo de Chiapas, de Tuxtla Gutiérrez, así como de la revista electrónica Este Sur.

Marco Aurelio Carballo, nació el 20 de septiembre de 1942, es originario de Tapachula, Chiapas. Estudio tres años en la Facultad de Economía de la UNAM.

En su producción literaria destacan cinco libros de relatos y ocho novelas: Polvos ardientes de la Segunda Calle (1990), Crónica de novela (1992), Mujeriego (1996), Vida real del artista inútil (1999), Muñequita de barrio (1999), Diario de un amor intenso (2000), Morir de periodismo (2008) y Ultimas Noticias (2010). Con la publicación de Novios en la barra y otras miniturbocrónicas (2003), así como de Mamá estaba loca y otras turbocrónicas (2004) y de Soconusquenses. Crónicas y semblanzas (2008), Carballo proyecta publicar acaso hasta seis tomos de crónicas.

Recibió el Premio Chiapas de Literatura Rosario Castellano 1994, el Premio Nacional de Periodismo y de Información en el género de Entrevista 1997-1998, el Premio Nacional de Periodismo José Pagés Llergo 1998 en el género de Crónica y el Premio Nacional de Novela Luis Arturo Ramos 2010.

Recibió el Premio Chiapas de Literatura Rosario Castellanos en 1994, el Premio Nacional de Periodismo y de Información en el género de Entrevista 1997-1998 y el Premio Nacional de Periodismo José Pagés Llergo 1998 en el género de crónica.

AMN.MX/fm