Trataron a copiloto de Germanwings por tendencias suicidas

Trataron a copiloto de Germanwings por tendencias suicidas

 

BERLÍN, 30 de marzo (Al Momento Noticias).- El copiloto de Germanwings, Andreas Lubitz, estuvo en tratamiento psicológico debido a que presentaba un elevado grado de tendencia al suicidio, aunque esta condición la presentó antes de empezar a trabajar en Lufthansa.

La Fiscalía de Düsseldorf informó en un comunicado que continúa la revisión de los materiales decomisados en los dos departamentos de Lubitz y sigue interrogando a personas que lo conocían en lo personal y en lo profesional.

Precisó que la aerolínea Lufthansa, matriz de Germanwings, no tenía conocimiento del padecimiento psicológico de Lubitz y que en los exámenes médicos periódicos que se le realizaron no mostró indicios de agresión contra sí mismo ni contra los demás.

Subrayó que hasta el momento no se cuenta con una carta, como las que suelen dejar los suicidas para explicar su acción, ni tampoco hay una aceptación expresa que indique que Lubitz tenía un motivo para haber estrellado el avión con 149 personas más en los Alpes franceses.

La Fiscalía agregó que tampoco cuenta con indicios o pruebas procedentes del círculo familiar y/o laboral de Lubitz, de 27 años, que hubiera tenido un motivo para conducir la aeronave llena de pasajeros a la destrucción.

Puntualizó que no hay tampoco indicios de que el copiloto padeciera disturbios orgánicos. Recibió varias veces incapacidades médicas, pero ninguna de ellas por razones sicológicas.

En tanto, fuentes de la Gendarmería francesa estimaron que las operaciones de rescate del Airbus A320 podrían demorar varios meses.

Los restos del avión y de las víctimas están esparcidos en una zona de difícil acceso de unas dos hectáreas, equivalente a seis canchas de fútbol, precisaron las fuentes.

El rescate es complicado porque el avión cayó en una pendiente de una zona montañosa y algunos de los restos humanos y del aparato se encuentran hundidos a varios metros de profundidad debido a la violencia del impacto del avión sobre la montaña.

El terreno es resbaladizo y poco sólido de acuerdo con los bomberos que participan en el rescate.

La víspera, los investigadores y el personal forense encargado del rescate de los cuerpos de las víctimas obtuvieron el ADN de 78 fallecidos en el accidente.

Hasta el momento continúa desaparecida la segunda caja negra del aparato que contiene el registro de los parámetros de vuelo que realizaba la ruta entre Barcelona, España, y Dusseldorf, Alemania.

AMN.MX/bhr