Cinco siglos después, sepultan a Ricardo III en la catedral de Leicester

Cinco siglos después, sepultan a Ricardo III en la catedral de Leicester

 

LONDRES, 26 de marzo (Al Momento Noticias).- Los restos de Ricardo III, hallados hace tres años en un estacionamiento, recibieron sepultura en la catedral de Leicester al término de una ceremonia en la que se destacó el papel de este rey en la historia de Inglaterra.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, presidió el servicio religioso, en el que el actor Benedict Cumberbatch leyó un poema escrito por la poetisa Carol Ann Duffy.

A su vez, el obispo de Leicester, Tim Stevens, señaló:“Del aparcamiento a la catedral. Hoy hemos venido a darle a este rey y a estos restos mortales la dignidad y el honor que le fueron denegados en la muerte”.

Los restos del monarca fueron sepultados en la catedral en una cripta construida con piedra Swaledale, de North Yorkshire, al norte de Inglaterra.

En la ceremonia estuvieron presentes la duquesa de Wessex (en nombre de Isabel II), esposa del príncipe Eduardo, así como representantes del catolicismo, la religión del rey.

Aunque no estuvo presente, la reina Isabel II, envió un mensaje especial en el que reconoció el lugar del soberano en la historia de Inglaterra y el entusiasmo que motivó el hallazgo de sus restos.

“El nuevo entierro del Rey Ricardo III es un evento de gran importancia nacional e internacional… Ricardo III (1455- 1485), que murió a los 32 años de edad en 1485 en la batalla de Bosworth, ahora descansará en paz en la ciudad de Leicester, en el corazón de Inglaterra”, resaltó la jefa de Estado británica.

Ricardo III fue el último rey de la Casa de York, y ha sido un personaje histórico muy polémico, fuente de inspiración de escritores, que lo han retratado como un hombre jorobado y ambicioso.

Sus restos fueron encontrados en 2012 en un estacionamiento de Leicester, al centro de Inglaterra, en lo que fue uno de los más importantes hallazgos arqueológicos del país.

Al comprobar el ADN, los ayuntamientos de Leicester y York disputaron una batalla legal para acoger su tumba, pero culminó con la victoria de la primera, por ser el lugar donde el rey perdió la vida hace más de 500 años.

Ricardo III es uno de los reyes más conocidos, debido a su papel de villano en la obra de William Shakespeare, que lleva su nombre, que lo describe como un monarca ambicioso, cruel y sin escrúpulos.

¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo!, es la famosa frase que el escritor atribuyó al rey.

Según las pesquisas de los investigadores de la Universidad de Leicester, Ricardo III murió el 22 de agosto de 1485, a los 32 años.

Con tan solo dos años de reinado, se enfrentaba a las fuerzas de Enrique Tudor para mantener el poder. En la lucha, el rey quedó atrapado en una ciénaga y desmontó de su caballo. En algún momento perdió su casco de guerrero.

Pronto se vio rodeado por un grupo de enemigos que lo atacaron ferozmente con espadas, dagas y otros objetos punzantes. Recibió 11 heridas, muchas de ellas en el cráneo, como mostraron las tomografías que realizaron los científicos de Leicester.

Su muerte significó la llegada al trono de Enrique VII, el primero de la dinastía Tudor.

AMN.MX/kgm/bhr