Lamenta ONU salida de Venezuela de la CIDH

Lamenta ONU salida de Venezuela de la CIDH

 

GINEBRA, 10 de septiembre (Al Momento Noticias).- La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos expresó su inquietud por el abandono de Venezuela de la Convención Americana de Derechos Humanos que se hace efectiva este martes, pero fue anunciada desde el año pasado.

“Creemos que puede tener un impacto muy negativo en la situación de los derechos fundamentales en el país y en su región”, apuntó en Ginebra el portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos, Rupert Colville.

“Desde aquí animamos al Gobierno venezolano y al resto de estados latinoamericanos a seguir cooperando con todos los mecanismos internacionales de protección de los derechos humanos”, indicó Colville.

Desde el Alto Comisariado urgieron al Ejecutivo venezolano a no tomar ninguna otra medida que debilite la protección de los derechos humanos.

Colville señaló que esta Convención, apoyada en organismos como la Corte y la Comisión Americana de Derechos Humanos, juega un papel crucial a la hora de promover y proteger estos derechos en toda la región, además de reforzar los estándares internacionales.

En Caracas, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, argumenta que se retira del sistema interamericano que observa y fiscaliza el cumplimiento de los derechos humanos en los países de la región porque este sistema está parcializado contra Venezuela y sirve a los intereses de Estados Unidos.

La decisión ha motivado fuertes condenas por parte de críticos del gobierno, líderes de la oposición venezolana y organizaciones defensoras de los derechos humanos tales  como Human Rights Watch y Amnistía Internacional.

Venezuela firmó la Convención Americana sobre Derechos Humanos el 22 de noviembre de 1969, la ratificó el 23 de junio de 1977 y aceptó la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos el 24 de junio de 1981.

El 18 de enero de 1995 la Corte Interamericana falló contra Venezuela por la masacre de El Amparo. El Estado admitió su responsabilidad y pagó las indemnizaciones correspondientes.

Después del golpe de 2002, el gobierno acusó a la Comisión de convalidar el ascenso de Pedro Carmona Estanga al poder y negó la visita de esa entidad al país.

En 2012, el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez anunció su decisión de abandonar el Sistema Interamericano de Justicia tras una sentencia de la Corte Interamericana, a la que calificó de “aberrante” a favor de Raúl Díaz, acusado de terrorismo.

Amnistía Internacional (AI) por su parte consideró la salida de Venezuela de la Corte IDH como un “grave retroceso”.

“La decisión es una afrenta a las víctimas de violaciones de derechos humanos y pone en riesgo a generaciones futuras de venezolanos”, valoró.

Además sustenta que la decisión “va en contra de la propia Constitución venezolana, que garantiza el acceso a órganos internacionales para solicitar amparo”.

Para AI, “los derechos humanos son la piedra angular sobre la que se sustenta el estado de derecho y constituye una herramienta fundamental con la que los Estados cuentan para garantizar que todas las personas puedan vivir con dignidad”.

AM.MX/ntx/lgd/bhr