Juli Briskman perdió su trabajo por culpa de Trump, pero ahora ganó un puesto político

Juli Briskman perdió su trabajo por culpa de Trump, pero ahora ganó un puesto político

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre (AlMomentoMX).— Hace dos años, Juli Briskman perdió su empleo luego de hacerle una seña obscena con el dedo a la caravana donde viajaba el presidente Donald Trump; pero esta semana, ella ganó una elección para un cargo público en en el condado de Loudoun, en el Estado de Virginia.

Recordemos: en 2017, mientras la caravana de Trump pasaba a su lado mientras ella montaba en bicicleta, Juli Briskman liberó su mano izquierda del manubrio para levantar frente al líder su dedo medio, o hacer lo que popularmente se conoce como una peineta.

Un fotógrafo de la agencia France Presse capturó la imagen de la seña, la cual se hizo viral. Ante ello, la empresa en la que trabajaba, una compañía adscrita al Gobierno, la despidió de manera fulminante.

Ahora, esta mujer de 52 años y madre soltera de dos niños, fue electa para convertirse en supervisora del Distrito de Algonkian, en el condado de Loudoun, Virginia.

Ganó las elecciones con una mayoría de votos del 52 por ciento; a través de su cuenta de Twitter, Briskman agradeció a quienes la eligieron. “Espero representar a mis amigos y vecinos en el distrito Algonkian que me respaldó hoy”, apuntó

Briskman anunció su campaña en septiembre de 2018. “Hoy estoy presentando mis documentos para un cargo local en el condado de Loudoun, Virginia. Loudoun merece transparencia en el gobierno, escuelas totalmente financiadas y soluciones más inteligentes para el crecimiento. Es tiempo de un cambio”, señaló.

Durante una entrevista para CNN, Juli defendió su gesto de entonces afirmando que estaba enfadada con el presidente Trump. Afirmó que no acostumbra hacer señas con las manos, pero sirvió para dejar en claro sus sentimientos respecto a Donald Trump. “Mi dedo dijo lo que estaba sintiendo”, afirmó.

AM.MX/dsc