OCDE baja su pronóstico de crecimiento de México a 1.9% para este 2022

OCDE baja su pronóstico de crecimiento de México a 1.9% para este 2022
CIUDAD DE MÉXICO.— La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) recortó sus pronósticos de crecimiento económico de México para 2022 y 2023, a 1.9 y 2.1 por ciento, respectivamente. Esto representa ‘tijeretazos’ de 0.4 y 0.5 puntos porcentuales respecto a lo previsto en febrero.

“La recuperación en curso y las perspectivas de crecimiento a mediano plazo podrían potenciarse aumentando la inversión pública, basándose en análisis costo-beneficio, y el gasto en programas sociales bien focalizado”, señaló la OCDE en su reporte Perspectivas Económicas de junio.

Los pronósticos de la OCDE sobre la economía de México son ligeramente más optimistas que los entregados esta semana por el Banco Mundial y por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), ambos de 1.7 por ciento de crecimiento para 2022.



Sobre la inflación, el organismo estimó que cerrará el 2022 en 6.9 por ciento, y se reducirá a 4.4 por ciento en 2023, en la medida que el impacto de las tasas de interés surta efecto. La institución prevé que la tasa de interés del Banco de México llegará a 9 por ciento en el primer trimestre del 2023.

“Las perspectivas de inflación siguen siendo muy inciertas. La inflación podría mantenerse en niveles más altos durante más tiempo, lo que erosionaría el poder adquisitivo, sobre todo de las familias vulnerables y exigiría una política monetaria más restrictiva”, consideró el organismo.

En cuanto a la tasa de desempleo, la OCDE expuso que se anticipa que terminará 2022 en 3.6 por ciento, porcentaje menor al 4.1 por ciento de 2021, aunque para 2023 repuntará a 3.8 por ciento.

El organismo expuso que “el consumo interno será un motor clave del crecimiento, mientras que los servicios relacionados con el turismo se irán recuperando gradualmente. Las exportaciones seguirán beneficiándose de una profunda integración en las cadenas de valor”.



La institución afirmó que hay mucha incertidumbre en torno a lo que pueda ocurrir con la economía, pues si hay un repunte en los contagios de Covid-19, se puede afectar la movilidad y eso entorpecerá la actividad económica. Si eso ocurre, pueden presentarse episodios de volatilidad financiera y un aumento en aversión al riesgo.

Además, la OCDE consideró que el mundo pagará un alto precio por el conflicto entre Rusia y Ucrania, porque ello agrava la crisis humanitaria, dispara los precios de la energía y los alimentos, lo que impactará los niveles de pobreza. Por ello, el crecimiento mundial en 2022 se estima en 3 por ciento para 2022. Para 2023 se espera una expansión de 2.3 por ciento.

AM.MX/dsc