Celebran el Yom Kippur, el día más sagrado del año judío

Celebran el Yom Kippur, el día más sagrado del año judío
CIUDAD DE MÉXICO.— El Yom Kipur o Día del Perdón es una festividad sagrada de la religión judía. Se celebra normalmente a fines de septiembre o principios de octubre; este 2022, comienza la tarde el martes 4 de octubre y se extiende hasta el anochecer del miércoles 5 de octubre. Es una fecha donde los creyentes deben rezar, sostener un ayuno por 25 horas y no está permitido trabajar.

El Yom Kippur, que significa “día de expiación”, es el día más sagrado del año judío. Es un momento de introspección, de análisis personal de lo actuado; de mostrar arrepentimiento y desear buena suerte para el año que empieza. Además, marca el final de los Días de asombro (o Días de arrepentimiento), que comienzan con Rosh Hashaná, el año nuevo judío.

Tras los 10 primeros días del año nuevo judío —en el que se tuvo la oportunidad de realizar actos de arrepentimiento y de caridad para influir en Dios—, llega este momento de analizar y orar. Como otras religiones, el ayuno es uno de los momentos centrales de este día; de éste quedan exceptuados los enfermos, las mujeres embarazadas y los menores de 9 años.



La fiesta comienza al atardecer y dura hasta el anochecer del día siguiente. El trabajo está prohibido y la expiación de los pecados del año anterior se expresa mediante “aflicciones”, que incluyen el ayuno y la abstención de lavarse o bañarse, las relaciones sexuales, el uso de prendas de cuero y la aplicación de maquillaje o cremas.

⇒ Con el fin de tener un día humilde para realizar una meditación pura, los judíos deben alejarse de todos los elementos materiales. De esta forma, se prohíbe usar energía, aparatos electrónicos, medios de transporte y demás.

La mayor parte del día se debe permanecer en la sinagoga, donde se llevan a cabo cinco servicios de oración (en lugar de los dos tradicionales). El primero, que tiene lugar al atardecer, incluye la declaración Kol Nidrei, en la que se rezan para que los votos a Dios que no se puedan cumplir durante el próximo año sean declarados nulos y sin efecto.



Cuando se desvanecen las últimas oraciones de Yom Kippur, suena el shofar, o cuerno de carnero, una señal de que se ha concedido el perdón de Dios y que el ayuno de 25 horas ha terminado. Los feligreses se dirigen a sus casas para romper el ayuno con familiares y amigos. Una comida clásica es una especie de brunch, con bagels, pescado ahumado y delicias dulces y saladas.

Durante el Día del Perdón es costumbre ir vestido de blanco como símbolo de pureza y forma de buscar el perdón de Dios. Por su parte, algunos judíos realizan donaciones u ofrecen su tiempo a la caridad voluntariamente en los días previos a la festividad para obtener este perdón.

AM.MX/dsc